Actualizado 18/12/2017 21:44 CET

Cuatro gendarmes muertos en un ataque de milicianos separatistas anglófonos en Camerún

Soldados de Camerún
REUTERS / JOE PENNEY

YAUNDÉ, 18 Dic. (Reuters/EP) -

Cuatro gendarmes han muerto en un presunta ataque de las milicias independentistas de las regiones angloparlantes de Camerún, el último de una serie de incidentes relacionados con un conflicto cada vez más grave. El incidente ha ocurrido en la localidad de Kembong, en la región de Suroeste, división de Manyu.

Varios separatistas habrían muerto en estos combates, según ha indicado un portavoz gubernamental, Issa Tchiroma Bakary, que no ha podido concretar cifras.

"Los atacantes cayeron en la trampa de nuestras fuerzas de defensa y seguridad y ahora han quedado reducidos a responsables de meros ataques esporádicos perpetrados a cara tapada y con perfidia", ha añadido Tchiroma.

El conflicto se reavivó hace un año, cuando el Gobierno del presidente Paul Biya, comenzó a perseguir a manifestantes pacíficos que protestaban contra la discriminación social y económica contra los angloparlantes.

Las operaciones de represión se han cobrado decenas de vidas de civiles y de policías y soldados obra de milicias armadas separatistas. Además, al menos 7.500 personas han tenido que huir hacia Nigeria desde el 1 de octubre, cuando los separatistas declararon la independencia de Ambazonia. La ONU ha advertido de que la cifra de desplazados podría alcanzar los 40.000.

La división de Camerún data del final de la I Guerra Mundial, cuando la Sociedad de Naciones repartió la antigua colonia alemana de Kamerun entre Francia y Reino Unido. La zona angloparlante tiene fuertes vínculos con el este de Nigeria, pero la frontera ha quedado cerrada.

Camerún cuenta con el francés y el inglés como lenguas cooficiales, si bien la mayoría de la población utiliza el primero. La población angloparlante denuncia estar marginada.

Para leer más