Cuba acepta que EEUU levante el embargo en una segunda etapa del proceso para la reanudación de relaciones

Publicado 09/04/2015 2:06:40CET
Bandera De Cuba
REUTERS

LA HABANA, 9 Abr. (Reuters/EP) -

Cuba acepta que el levantamiento del embargo económico que Estados Unidos aplica al Gobierno de la isla desde hace medio siglo tenga lugar en una segunda etapa del proceso de restablecimiento de los lazos bilaterales, pero insiste en que sin la eliminación de ese "bloqueo" no habrá una normalización.

El primer vicepresidente del Gobierno cubano, Miguel Díaz-Canel, ha señalado este miércoles que una primera etapa del proceso anunciado en diciembre será el restablecimiento formal de las relaciones y la apertura de embajadas con sus respectivos jefes diplomáticos.

"Después tendríamos que entrar en una etapa de normalización, marcada por el (levantamiento del) bloqueo", ha explicado en declaraciones a periodistas tras asistir a un acto en apoyo a Venezuela.

"No puede haber una normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos si no se levanta el injusto bloqueo (...) que ha causado daños materiales y económicos a Cuba", ha agregado Díaz-Canel, quien se perfila como el candidato más probable para suceder en la presidencia a Raúl Castro, de 83 años.

Cuba, que participará este viernes por primera vez en Cumbre de las Américas en Panamá, y Estados Unidos anunciaron el 17 de diciembre de 2014 el inicio de un proceso para normalizar los vínculos diplomáticos después de más de 50 años de hostilidades.

En Panamá se espera un histórico encuentro a finales de semana entre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, un primer cara a cara después del apretón de manos que sostuvieron en el funeral de Nelson Mandela, en diciembre de 2013.

Ambos países, ex rivales de la Guerra Fría, iniciaron negociaciones secretas desde mediados de 2013 con la intención de relanzar sus vínculos diplomáticos.

Uno de los pasos más importantes para Cuba en las negociaciones de una primera fase es su exclusión de la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo del Departamento de Estado, así como la resolución de la situación financiera en Estados Unidos para sus misiones diplomáticas en Washington y Nueva York.

"Habría que salvar eso para entrar en una primera etapa de restablecimiento de relaciones, que implicaría abrir embajadas, tener embajadores y anunciar el restablecimiento de relaciones de manera oficial", ha indicado Díaz-Canel, que insiste en que aunque el proceso avanza de manera positiva "es complejo y va a demorar un tiempo".