Damasco amenaza con poner fin a "todas las formas de cooperación" con la ONU

Actualizado 27/06/2012 16:11:42 CET

Rusia denuncia la "guerra psicológica" contra Siria, EEUU afirma que las pruebas contra Al Assad son "incontrovertibles" y la UE elogia el trabajo de la ONU

GINEBRA, 27 Jun. (Reuters/EP) -

El representante de Siria ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Faysal Jabbaz Hamui, ha amenazado con suspender "todas las formas de cooperación" de Damasco con las agencias de Naciones Unidas en protesta por las conclusiones del equipo de investigadores de la ONU, liderado por Paulo Pinheiro, en el que se acusa a las fuerzas del régimen de Bashar al Assad de haber cometido violaciones de Derechos Humanos a "escala alarmante".

Durante su intervención ante el Consejo, el embajador sirio denunció que las acusaciones se basan en las informaciones de "medios tendenciosos". "Todas las partes reconocen ahora que la crisis no se ha debido a las manifestaciones pacíficas y a las legítimas demandas de reformas, sino que la crisis de Siria es una verdadera guerra", aseveró Jabbaz Hamui.

El representante sirio denunció que el Consejo de Derechos Humanos está politizado. "Todo ello nos induce a considerar seriamente la posibilidad de poner fin a todas las formas de cooperación con las agencias implicadas, dado que son incapaces de aportar una solución constructiva al problema", manifestó.

RUSIA, EEUU Y UE

Por su parte, el representante ruso, Vassily Nebenzia, afirmó ante el Consejo que los rebeldes sirios están asesinando a civiles y llevan a cabo ataques diarios contra las instituciones y las infraestructuras del Estado.

"Lo que está ocurriendo es una guerra psicológica y una guerra con bombas", denunció Nebenzia. "Los grupos armados han cometido actos terroristas en las ciudades sirias. Estas actividades de los combatientes y terroristas están alimentadas con fondos y armas procedentes del exterior", aseveró.

La representante de Estados Unidos, Eileen Chamberlain Donahoe, declaró durante su intervención que "las evidencias son incontrovertibles". "El régimen de Al Assad está llevando a cabo una brutal campaña contra el pueblo sirio caracterizada por los bombardeos aéreos, las ejecuciones en masa, las violaciones y otras atrocidades".

Por su parte, la embajadora de la Unión Europea ante el Consejo, Mariangela Zappia, declaró que el trabajo de la comisión de investigación de la ONU "es indispensable para garantizar la rendición de cuentas de los responsables de las amplias, sistemáticas y graves violaciones de Derechos Humanos".

EL INFORME

El informe, presentado este miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por Pinheiro, acusa a las fuerzas del régimen del bombardeo de ciudades, de registros casa por casa y de ejecuciones de civiles y asegura que dispone de evidencias y de una lista con los nombres de presuntos perpertradores con vistas a posibles acciones judiciales.

El equipo reconoce que no está en condiciones de determinar con exactitud quiénes cometieron la matanza de más de cien personas perpetrada el pasado mes de mayo en la localidad de Hula, pero sí ha indicado que "fuerzas leales al Gobierno podrían ser las responsables de muchas de esas muertes".

El documento asegura también que ha recogido numerosas informaciones sobre torturas y ejecuciones de soldados y sobre el uso creciente de artefactos explosivos improvisados por parte de los grupos armados opuestos al régimen de Bashar al Assad.

Pinheiro, quien se reunió el pasado fin de semana por primera vez en Damasco con representantes del régimen de Al Assad a fin de posibilitar las investigaciones sobre el terreno, ha presentado personalmente el informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se ha reunido con este propósito y para debatir sus conclusiones.