DDHH.- El diplomático suizo Peter Maurer será el próximo presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja

Actualizado 19/10/2011 14:56:54 CET

GINEBRA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El diplomático suizo Peter Maurer será el próximo presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), según decidió el pasado lunes la Asamblea del CICR, órgano supremo de la institución.

Maurer sucede a Jakob Kellenberger, presidente del CICR desde 2000, quien ha expresado su deseo de retirarse al término de su tercer mandato. Maurer asumirá su función el 1 de julio de 2012 por un período renovable de cuatro años, según informó este miércoles el Comité en un comunicado.

Peter Maurer ejerce en la actualidad como secretario de Estado para Asuntos Exteriores de Suiza, cargo que desempeña desde enero de 2010. Como tal, dirige las actividades del servicio diplomático suizo, cuya sede está en Berna, y sus aproximadamente 150 embajadas y misiones siplomáticas en todo el mundo.

Kellenberger cesará en sus funciones al término de su tercer mandato. Así pues, habrá ejercido como presidente del CICR del 1 de enero de 2000 al 30 de junio de 2012, período durante el cual "ha habido considerables cambios en la índole de los conflictos armados y el CICR ha tenido que adaptar, por tanto, sus actividades", indicó la organización.

Bajo la presidencia de Kellenberger, el CICR extendió sus operaciones y amplió el ámbito de sus actividades para fortalecer los servicios humanitarios que proporciona a las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia.

Además, según el comunicado, "tanto en la sede como sobre el terreno", Kellenberger "internacionalizó y diversificó de forma significativa su personal para dar una respuesta humanitaria rápida, profesional y adecuada en complejas situaciones de emergencia".

MAURER

Peter Maurer nació en Thun, Suiza, el año 1956. Hizo estudios de Historia y Derecho Internacional en Berna y es doctor por la Universidad de esta ciudad. En 1987, se incorporó al servicio diplomático suizo, en el cual ocupó diferentes cargos en Berna y Pretoria, antes de ser trasladado a Nueva York en 1996 como observador permanente adjunto de Suiza ante Naciones Unidas. En 2000, fue nombrado embajador y jefe de la división de Seguridad Humana del Ministerio de Asuntos Exteriores de Suiza, en Berna.

En 2004, Maurer fue nombrado embajador y representante permanente de Suiza ante las Naciones Unidas en Nueva York. En este cargo, se ocupó de integrar en las redes multilaterales a Suiza, entonces miembro reciente de las Naciones Unidas.

En junio de 2009, la Asamblea General eligió a Maurer como presidente de la Quinta Comisión, la cual despacha los asuntos administrativos y de presupuesto de las Naciones Unidas. Además, fue elegido presidente de la Configuración encargada de Burundi de la Comisión de Consolidación de la Paz.