Decenas de miles de personas protestan contra la convocatoria de presidenciales en Argelia

Publicado 20/09/2019 16:49:46CET
Manifestaciones en Argelia
Manifestaciones en Argelia - Farouk Batich/dpa - Archivo

Las autoridades refuerzan la seguridad tras la prohibición de traslado de manifestantes a Argel

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Decenas de miles de personas se han manifestado este viernes en la capital de Argelia, Argel, para exigir una mayor democratización del país y protestar contra la convocatoria de elecciones presidenciales en diciembre.

La protesta es la primera de envergadura desde que el presidente interino, Abdelkader Bensalá, anunciara el domingo que las presidenciales --que fueron anuladas en julio-- se celebrarán el 12 de diciembre.

Posteriormente, el jefe del Ejército, Gaid Salá, ordenó a las fuerzas de seguridad que detuvieran y confiscaran los vehículos usados para trasladar a los manifestantes a Argel.

Asimismo, Salá afirmó que el país ha hecho frente "desde el inicio de la crisis" política tras la salida del poder en abril de Abdelaziz Buteflika a un "peligroso complot" que buscaba "destruir" el país.

Ante esta situación y tras las órdenes de Salá, la Gendarmería ha reforzado de manera significativa su dispositivo de seguridad dentro y en los alrededores de la ciudad, en un intento por disuadir a las personas que se dirigían a Argel para participar en la protesta.

Las movilizaciones se han sucedido además durante la jornada en otras ciudades importantes del país, entre ellas Orán, Constantina, Mostaganem, Jijel, Buira, Tizi Uzu y Bejaia, tal y como ha recogido el diario local 'Tout sur l'Algerie'.

Los manifestantes han mantenido las protestas pese a la dimisión de Buteflika y los arrestos de altos cargos por supuesta corrupción para reclamar una verdadera transición democrática.

En el centro de sus críticas están Bensalá y el primer ministro, Nurredín Bedui, ambos muy cercanos a Burteflika. El presidente interino ascendió al puesto tras su salida, mientras que Bedui fue nombrado primer ministro por el ahora exmandatario en medio del movimiento popular contra él.

Así, los manifestantes sostienen que no hay garantías de que las autoridades organizarán unas elecciones libres y justas mientras las figuras del régimen de Buteflika continúen en posiciones de poder y dirigiendo el proceso de transición.

"No a una votación con la banda", han coreado los manifestantes, según la agencia de noticias Reuters. Asimismo, algunos han reclamado el cese de Salá y han apostado por "un Estado civil, no un Estado militar".

Los activistas temen que el país termine siguiendo los pasos de Egipto, donde la 'Primavera Árabe' provocó la caída de Hosni Mubarak en 2011 y llevó al poder, tras la celebración de elecciones, a Mohamed Mursi, de Hermanos Musulmanes.

Mursi, quien se convirtió así en el primer presidente electo del país, terminaría siendo depuesto por el Ejército, con Abdelfatá al Sisi al frente, tras semanas de manifestaciones en su contra. Al Sisi, elegido como presidente en 2014, ha obtenido este año su reelección.

Para leer más