Declarado culpable de seis asesinatos el conductor del atropello múltiple de Melbourne en 2017

Imágenes posteriores a un atropello ocurrido en Melbourne
REUTERS / SONALI PAUL - Archivo
Publicado 13/11/2018 6:32:43CET

MELBOURNE, 13 Nov. (Reuters/EP) -

El Tribunal de Supremo del estado australiano de Victoria ha declarado culpable de asesinato y conducta imprudente al conductor del vehículo que arrolló a los viandantes en una céntrica calle de Melbourne en 2017, acabando con la vida de seis personas.

Un jurado ha determinado que James Gargasoulas, de 28 años, es culpable de asesinar a seis personas y herir a otras 27 después de que acelerara con su vehículo hacia el centro comercial de Bourke Street en enero de 2017, según han informado los medios locales. Entre las víctimas mortales había un bebé y una niña de 10 años.

La Policía señaló en ese momento que el incidente no estaba relacionado con terrorismo y que el conductor tenía un "historial criminal" que incluía cargos de violencia doméstica. También había experimentado delirios inducidos por drogas.

El incidente fue uno de los peores asesinatos en masa en Australia, desde la masacre de Port Arthur en 1996 en la isla sureña de Tasmania, donde mataron a tiros a 35 personas.

Australia elevó su alerta en 2015 por el temor al retorno de radicales que se hubiesen sumado a grupos terroristas en países de Oriente Próximo.

Un individuo apuñaló este viernes a varios transeúntes en la ciudad de Melbourne, donde mató a una persona y herido a otras dos, antes de resultar abatido por los disparos de las fuerzas de seguridad.

El incidente comenzó cuando el sospechoso se bajó de un vehículo en llamas, en una deflagración provocada por la combustión de cilindros de gas, "del tipo de los que se emplean en barbacoas" que transportaba en el vehículo, una furgoneta 'pick-up'.

Tras bajarse del vehículo, el individuo se enfrentó a varios peatones y fuerzas de seguridad. Para cuando los agentes consiguieron neutralizarle de un disparo en el pecho, la causa final de su muerte, el agresor ya había herido a tres personas, una de las cuales falleció en el hospital.