La delegación rebelde pide retrasar la próxima ronda de negociaciones por la dimisión de su jefe

Publicado 27/08/2015 17:22:33CET

SJIRAT (MARRUECOS), 27 Ago. (Reuters/EP) -

La delegación rebelde ha pedido retrasar la próxima ronda de negociaciones, prevista para este viernes en la ciudad marroquí de Sjirat, hasta que consiga conformar un nuevo equipo, después de la dimisión de su jefe.

"No es porque queramos abandonar el diálogo de paz auspiciado por Naciones Unidas", ha aclarado Mowafaq Hawas, uno de los representantes del Parlamento de Trípoli, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters.

El jefe de la delegación rebelde y vicepresidente del Congreso General Nacional (GNC), el islamista Salé Majzum, dimitió el miércoles de ambos cargos por sus diferencias con el presidente del GNC, Nouri Abu Sahmain, sobre el diálogo de paz.

Naciones Unidas está intentando convencer a las partes de que implementen el acuerdo suscrito el pasado mes de julio y para ello ha fijado una nueva cita en Marruecos, pero el Parlamento rebelde se niega a firmar.

La Cámara de Representantes electa, asentada en Tobruk, --la reconocida internacionalmente-- ha accedido a rubricar el acuerdo preliminar, pero ha aclarado que no firmará el definitivo hasta que la otra parte acceda.

A pesar de los contratiempos, el enviado especial de la ONU, el diplomático español Bernardino León, ha asegurado que el diálogo de paz en Libia está llegando a "sus ultimas fases". "El acuerdo puede no ser perfecto, pero es justo y razonable", ha sostenido.

La propuesta de la ONU consiste en formar un gobierno de unidad nacional, formado por un consejo de ministros, un primer ministro y dos viceprimeros ministros, que lleve las riendas del país norteafricano durante un año.

Libia vive su peor crisis desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, con dos gobiernos y dos parlamentos --los oficiales de Tobruk y los rebeldes de Trípoli--, continuos combates en el este y la irrupción del Estado Islámico en algunas ciudades.

Para leer más