Actualizado 27/02/2010 19:12 CET

El derrumbe de un muro por el seísmo permite la huída de 209 presos de una cárcel chilena

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El derrumbe de un muro de la prisión de Chillán, al sur de Santiago de Chile, a causa del fuerte seísmo que sacudió anoche la región ha permitido la huída de 209 internos de la cárcel. Tras el corrimiento se registró un motín y un enfrentamiento violento entre los presos y los funcionarios de la Gendarmería chilena que vigilaban las instalaciones, según informó el diario 'La Tercera' en su edición digital.

Los agentes lograron retener a 60 presos, pero otros 209 lograron huír aprovechando la confusión. Además, cuatro internos habrían muerto, según las primeras informaciones, sin que se conozca por el momento la causa de estos fallecimiento.

El director nacional de Gendarmería, Alejandro Jímenez, explicó que "se cayó el muro (...) especialmente el del sector trasero de la unidad, lo que conllevó a que un guardia quedara grave y se produjo la fuga de 269 internos de los cuales 60 fueron recapturados". Informó además que unos 600 internos del penal están siendo trasladados a la prisión de la cercana ciudad de Concepción.