Etiopía acusa a agentes de los servicios de Inteligencia del atentado contra Abiy y anuncia arrestos

Actualizado 12/11/2018 16:24:39 CET

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Etiopía han acusado este lunes a agentes de los servicios de Inteligencia del atentado en junio contra un acto del primer ministro, Abiy Ahmed, que se saldó con dos muertos y más de 150 heridos, al tiempo que han anunciado arrestos.

El fiscal general del país africano, Berhanu Tsagaye, ha confirmado el arresto de 36 miembros de los servicios de Inteligencia por supuesta corrupción y abusos de los Derechos Humanos, así como de 27 empleados del conglomerado industrial público METEC, gestionado por el Ejército.

Así, ha dicho que los agentes de los servicios de Inteligencia son sospechosos de participar en torturas, violaciones y otros abusos contra sospechosos de terrorismo, al tiempo que ha señalado que las detenciones llegan tras cerca de cinco meses de investigaciones.

Berhanu ha apuntado que el 'cerebro' del ataque fue un antiguo director del Servicio de Seguridad e Inteligencia Nacional (NISS), al tiempo que ha desvelado la localización de siete centros de detención secretos en la capital, Adís Abeba, según ha informado la cadena de televisión etíope Fana.

Por otra parte, ha confirmado la detención de 27 trabajadores del METEC --un conglomerado empresarial público encargado de fabricación de armamento, vehículos y maquinaria-- por casos de supuesta corrupción entre 2004 y 2010, en relación con una serie de compras en las que no medió licitación.

Berhanu ha resaltado que estas compras irregulares habrían costado un total de 37.000 millones de birr etíopes (alrededor de 1.175 millones de euros), sin dar más detalles al respecto.

Abiy asumió como jefe de Gobierno el 2 de abril y desde entonces ha acometido importantes reformas dentro del país, incluida la liberación de cientos de presos políticos y la retirada de la lista de organizaciones terroristas de importantes grupos armados de oposición.

Además, el pasado 9 de julio firmó un histórico acuerdo de paz con el presidente de Eritrea, Isaias Afewerki, poniendo fin así a dos décadas de "estado de guerra" entre los dos países. A raíz de ello, los dos países han restablecido relaciones, reabierto sus respectivas embajadas y la frontera.