Detenidas por su vinculación con DAESH cuatro personas en Pakistán

Actualizado 19/12/2015 6:01:14 CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro personas, todas ellas con estudios superiores, han sido detenidas este viernes por las autoridades paquistaníes, acusadas de estar vinculados con varios ataques terroristas, según ha indicado el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía, Raja Umar Khattab, al diario paquistaní 'Dawn'.

En rueda de prensa el viernes, el jefe del departamento policial ha explicado que las esposas de dos de los detenidos, junto a otros cómplices, solían lavar el cerebro a mujeres ricas y con estudios superiores a través de sermones y vídeos sobre el autodenominado Estado Islámico y otros grupos terroristas.

Khattab ha informado de que los cuatro --uno de ellos, exestudiante de las universidades estadounidenses de Indiana y la Fordham de Nueva York y director de su propia institución educativa-- proporcionaron supuestamente financiación y lavado cerebro para prepararlos para matar.

Uno de ellos, Adil Butt, estudió en Estados Unidos y creó su propio centro de Contabilidad y Ciencias de la Administración, que tenía tres ramas a la que cerca de 2.000 estudiantes estaban enrolados.

Jalid Bari, otro de los detenidos, es un ingeniero que solía trabajar para Aerolíneas Internacionales de Pakistán. Sus relaciones con Akmal Waheed, miembro de Al Qaeda, se establecireon en 1996, pero antes ya había estado vinculado al grupo paquistaní Tanzeem-i-Islami.

Bari también había desarrollado relaciones con el jefe de Al Qaeda en Karachi, Umar alias Jalal Chandio, entre otros. "Todos ellos estaban relacionados con una red de terroristas y proporcionaban ayuda financiera y de otro tipo a los insurgentes", ha afirmado el jefe de la unidad de antidisturbios. Éste ha sido enviado a prisión.

"El arresto de estos cuatro sospechosos ha revelado la fuerza que tiene esta red de mujeres, dirigida por Jalid Bari, quien ha distribuido USBs con vídeos sobre el Estado Islámico", ha indicado el agente.

El jefe de la Policía ha indicado que las autoridades están supervisando de cerca todas las unidades en Sindh, incluyendo la de KArachi, y ha pedido a la gente que extreme la precaución a la hora de ofrecer donaciones que podrían utilizarse para perpetrar ataques terroristas.

Para leer más