Detenido brevemente un monje copto durante una protesta a la entrada del Santo Sepulcro de Jerusalén

Iglesia del Santo Sepulcro (Jerusalén)
REUTERS / AMIR COHEN - Archivo
Publicado 24/10/2018 22:18:58CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Israel ha detenido este miércoles a un monje copto que protestaba frente a la entrada del Santo Sepulcro de Jerusalén contra los trabajos de funcionarios israelíes en la zona, según han informado los medios locales.

Un grupo de monjes han protestado y han intentado impedir que los funcionarios, de la Autoridad de Antigüedades, entraran en la iglesia para llevar a cabo sus trabajos. Uno de ellos ha sido detenido tras resistirse a los agentes.

La Policía ha indicado que el monje, que ha sido posteriormente liberado, fue detenido por "violar de forma flagrante el orden público e incluso intentar atacar a los agentes".

El detenido, identificado como Macarius Orshalemi, ha sido reducido por los agentes, que le han tumbado en el suelo para esposarle.

Los monjes protestaban contra unos trabajos de restauración planificados por el Gobierno de Israel en el Monasterio de Sultán, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, sin el consentimiento de la Iglesia Ortodoxa Copta.

La Iglesia contrató recientemente a una compañía para realizar los trabajos, pero las autoridades israelíes se negaron a ello e insistieron en que fueran los funcionarios de la Administración los que los llevaran a cabo, sin que haya acuerdo.

El arzobispo Antonios ha señalado en declaraciones a la agencia estatal egipcia de noticias, MENA, que fue una "protesta pacífica" para "demandar sus derechos como propietarios del monasterio".

"La Iglesia Ortodoxa Copta nunca abandonará el monasterio. Es propiedad original de Egipto y los egipcios", ha añadido. La propiedad del monasterio, de un siglo de antigüedad, es motivo de una disputa que se extiende desde hace décadas.

El arzobispo ha criticado además la "violencia física" por parte de las fuerzas de seguridad y ha manifestado que "no respetaron una protesta pacífica ni el hecho de que (los manifestantes) fueran clérigos".

Por su parte, el Gobierno egipcio ha condenado lo sucedido y ha expresado su "rechazo categórico" a los ataques contra líderes religiosos, según ha informado el diario local 'Al Ahram'.

A las críticas se ha sumado el secretario general del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Saeb Erekat, quien ha descrito lo ocurrido como "una violación flagrante a la entrada de la Iglesia del Santo Sepulcro en el Jerusalén Este ocupado".

"El ataque de hoy no es un caso aislado, sino que muestra claramente al mundo el estatus real de la cristiandad bajo la ocupación israelí", ha valorado, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

"La recientemente aprobada Ley de Estado Nación, que niega la totalidad de derechos a los no judíos, encarna el racismo sistemático de Israel, la incitación y los continuados ataques contra los lugares santos cristianos y musulmanes", ha zanjado.