Dimite el enviado presidencial de Estados Unidos para la coalición contra Estado Islámico

Brett McGurk
REUTERS / EDUARDO MUNOZ - Archivo
Actualizado 22/12/2018 22:41:31 CET

NUEVA YORK, 22 (EUROPA PRESS)

El enviado presidencial de Estados Unidos para la Coalición Global contra Estado Islámico, Brett McGurk, ha presentado este viernes su dimisión, dos meses antes de la fecha que tenía inicialmente prevista para abandonar el cargo, según ha confirmado el Departamento de Estado.

McGurk presentó su dimisión el viernes en una carta para el secretario de Estado, Mike Pompeo, en la que especifica que su renuncia será efectiva con fecha 31 de diciembre. La dimisión estaría directamente vinculada con la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar a los aproximadamente 2.000 militares destinados en Siria.

Esta misma decisión forzó esta semana la dimisión de su secretario de Defensa, Jim Mattis, tras intentar sin éxito que el presidente cambiara de opinión ante lo precipitado de esta retirada. Fuentes consultadas por Reuters apuntan a que la dimisión de Mattis habría tenido una "influencia significativa" en McGurk, que adelanta así su salida, prevista inicialmente para febrero.

McGurk ha liderado los esfuerzos de Estados Unidos para contrarrestar la influencia de Estado Islámico en Siria, Irán o Afganistán desde 2015. En particular se le considera un hombre clave en el desarrollo de la alianza estratégica con la guerrilla de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) para derrotar al Estado Islámico.

Al respecto, McGurk ha defendido la necesidad de seguir combatiendo al Estado Islámico más allá de su derrota territorial, mientras que Trump reivindica la inminente derrota de los yihadistas en Siria como una victoria definitiva.

El enviado fue uno de los pocos designados por Obama que el equipo de Trump le pidió que permaneciera en su puesto. Antes de eso, sirvió en la administración Bush. Asimismo, McGurk también lideró las exitosas y controvertidas negociaciones secretas con Irán que llevaron a la liberación en 2016 de prisioneros estadounidenses, incluido el periodista de 'The Washington Post' Jason Rezaian.

McGurk visitó la semana pasada el Kurdistán iraquí, donde se entrevistó con el presidente kurdo, Masud Barzani, para intentar aliviar la tensión después de la decisión de Trump, especialmente dañina para los kurdos aliados de Estados Unidos en Siria.

Contador