Publicado 28/09/2021 10:38CET

Dimite la ministra para Mujer de Etiopía, quien reconoció violaciones en la ofensiva contra el TPLF en Tigray

Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed
Archivo - El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed - WANG PING / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra para Mujer, Niños y Juventud de Etiopía, Filsan Abdulahi Ahmed, quien fue la primera funcionaria federal en reconocer la existencia de violaciones durante la ofensiva contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en la región de Tigray (norte), ha anunciado su dimisión.

Filsan ha manifestado que dimite por "motivos de naturaleza personal" que "pesan mucho" en su conciencia y ha agregado que "cualquier situación que comprometa la ética" es "contraria" a sus "convicciones y valores". "Traicionar estas creencias es una violación de la confianza para mí y nuestros ciudadanos", ha añadido.

Así, ha indicado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social Twitter que "aceptar dirigir un Ministerio que casi no funciona, que tiene recursos limitados y no tenía el presupuesto adecuado para generar resultados tangibles era algo destinado al fracaso".

"Sin embargo, puedo decir que, en poco más de un año, hemos logrado grandes avances pese a las dificultades y los desafíos", ha manifestado, antes de defender que mejorar los derechos y el bienestar de mujeres y niños "es crucial en este momento crítico para el país".

Por otra parte, ha argumentando que "es importante reconocer la diferencia entre cuándo debemos trabajar pese a las dificultades y cuándo es el momento de dejar el cargo", antes de dar las gracias al primer ministro, Abiy Ahmed, por la "oportunidad" que le concedió con el nombramiento.

La dimisión llega a pocos días de que Abiy, cuyo Partido de la Prosperidad se hizo con una victoria aplastante en las últimas elecciones --marcadas por el boicot opositor y la inseguridad en varias zonas del país, especialmente Tigray--, anuncie la composición de su nuevo Ejecutivo.

La organización no gubernamental Amnistía Internacional denunció en agosto que las fuerzas afines al Gobierno etíope sometieron a cientos de mujeres y niñas a "brutales" actos de violencia y esclavitud sexual en el contexto del conflicto en Tigray.

"Soldados y milicianos sometieron a mujeres y niñas de Tigray a violación, esclavitud sexual, mutilación sexual y otras formas de tortura, a menudo entre comentarios étnicos ofensivos y amenazas de muerte", afirmó la ONG a través de un informe.

En este sentido, la secretaria general de Amnistía Internacional, Agnès Callamard, manifestó que "cientos" de mujeres y niñas "fueron sometidas a un trato brutal con el objetivo de degradarlas y deshumanizarlas", antes de agregar que esta violencia se ha utilizado "como arma de guerra para infligir un daño físico y psicológico persistente a las mujeres y las niñas en Tigray".

La ofensiva del Ejército etíope contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro, en respuesta a un ataque del TPLF contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Abiy a anunciar un alto el fuego unilateral en junio, rechazado por el TPLF, que ha expandido la ofensiva a varias regiones adyacentes.

Para leer más