La dimisión del primer ministro aboca Finlandia a un limbo político un mes antes de las legislativas

Actualizado 08/03/2019 11:10:18 CET
Juha Sipila
FRANCOIS LENOIR / REUTERS - Archivo

Sipila renuncia pero acepta continuar como jefe del Gobierno en funciones hasta las elecciones de abril

HELSINKI, 8 Mar. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Finandia, Juha Sipila, ha presentado este viernes su dimisión y la de su Gobierno tras el fracaso de su iniciativa de reforma sanitaria y pasará a dirigir un gobierno en funciones hasta las elecciones legislativas del mes que viene con la esperanza de solventar la crisis abierta antes de que Finlandia asuma, el próximo 1 de julio, la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

"Soy un hombre de principios y tenía claro desde el primer momento que el principio aquí era 'o lo sacamos adelante o nos marchamos", ha declarado el primer ministro en una comparecencia ante los medios al poco de presentar su dimisión.

La dimisión de Sipila pasa a engrosar la larga lista de fracasos que han protagonizado los sucesivos gobiernos finlandeses durante la última década para intentar ajustar el sistema sanitario -- tan amplio en su cobertura como costoso para las arcas públicas -- a una población que está envejeciendo a una velocidad alarmante.

Sipila, que ha reiterado durante los últimos meses que los cambios eran "cruciales" para equilibrar las finanzas públicas, ha acabado reconociendo que la reforma sanitaria "no va a poder cumplirse durante el mandato actual".

"Para mí ha supuesto una decepción enorme. Cuestiones que eran fundamentales se han convertido en obstáculos y no ha habido tiempo para hacer nuevas propuestas", ha explicado.

La reforma sanitaria habría reducido el crecimiento anual de la partida de gastos públicos en Seguridad Social y sanidad pública al 0,9 por ciento entre 2019 y 2029 de la estimación actual del 2,4 por ciento. Se trata de un paquete de medidas de extraordinaria envergadura, que el primer ministro se había comprometido a que fueran aprobadas en su totalidad, sin dejar ninguna en el aire.

Con todo, el ahora primer ministro en funciones se ha declarado dispuesto a seguir como cabeza visible del Gobierno para estabilizar la situación en las próximas semanas, hasta las elecciones del 14 de abril. E incluso si las elecciones no arrojan un resultado claro, Sipila ha declarado que está dispuesto a "mantenerse en el cargo si las negociaciones de Gobierno se prolongan", hasta la asunción de la presidencia de la UE en julio.

Sipila, en rueda de prensa recogida por el 'Hufvudstadsbladet', ha reiterado que el resto de proyectos de ley seguirán el recorrido previsto en el Parlamento finlandés y ha lanzado un mensaje en favor de la estabilidad política a pesar de que la cámara desempeñará sus funciones sin el respaldo que otorga un Ejecutivo en firme.

"Yo me he unido a la política para encontrar soluciones, para crear empleo, para romper el endeudamiento público, pero sobre todo para llevar a cabo una reforma sanitaria; una tras la que ha habido mucho trabajo, también muchos errores, pero mucho trabajo", ha explicado.

Para leer más