Dimite de todas sus funciones el canciller austriaco, Werner Faymann

El canciller austriaco, el socialdemócrata Werner Faymann
HEINZ-PETER BADER / REUTERS
Actualizado 09/05/2016 16:29:37 CET

VIENA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

 El canciller de Austria y líder del Partido Socialdemócrata Austriaco (SPO), Werner Faymann, ha dimitido de todas sus funciones, según informa la radiotelevisión pública, ORF. El vicecanciller Reinhold Mitterlehner asumirá de forma interina la jefatura del Gobierno y Michael Haupl estará provisionalmente al frente del partido.

"Este país necesita un canciller que tenga el apoyo total del partido. El Gobierno necesita un reinicio fuerte, pero esta tarea es imposible para quien no tenga este apoyo. Renuncio a mis funciones como canciller y líder del SPO", ha afirmado Faymann en una breve rueda de prensa.

El canciller ha afirmado estar "agradecido" por haber podido "servir al país" y ha asegurado estar orgulloso de Austria. "Estoy firmemente convencido de que este país es lo suficientemente fuerte para superar los desafíos del futuro", ha apostillado en su comparecencia tras la celebración de una reunión con los dirigentes regionales del SPO en la sede de la Cancillería.

Ahora todo apunta a que el alcalde de Viena, Michael Haupl, asumirá la dirección del SPO de forma interina, un nombramiento que se producirá esta misma tarde durante la reunión de la Ejecutiva de la formación.

En cuanto al cargo de canciller, el presidente austriaco, Heinz Fischer, previsiblemente nombrará en las próximas horas a Reinhold Mitterlehner, del OVP, como canciller interino, según ha informado la Presidencia.

MALOS RESULTADOS EN LAS PRESIDENCIALES

Faymann ha sido muy cuestionado tras los malos resultados de su partido en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, celebrada el pasado 24 de abril. En estos comicios, el candidato del SPD ni siquiera logró pasar a la segunda vuelta y serán el ultraderechista Norbert Hofer y el ecologista Alexander Van der Belle los que se disputen la Presidencia el próximo 22 de mayo.

Faymann gobierna en gran coalición con el Partido Popular (VPO) desde 2008, pero en las últimas encuestas la suma de ambos partidos apenas supera el 20 por ciento de apoyo, mientras que el ultraderechista Partido de la Libertad (FPO) se sitúa en torno al 30 por ciento.

En los últimos días se habían comenzado a escuchar voces de destacadas personalidades del SPO pidiendo un mayor entendimiento político con el FPO.

Oficialmente, el SPO vetó cualquier tipo de entendimiento con el FPO en 2014, pero en 2015 el gobernador de la provincia de Burgenland, Hans Niessel, rompió el tabú al pactar con la ultraderecha para dar estabilidad al gobierno regional.

"En ciudades, municipios y provincias (...) hay una cooperación positiva entre el rojo (SPO) y el azul (FPO), mientras que a nivel federal siempre dicen 'no'", se ha lamentado Niessel en declaraciones al periódico 'Oesterreich'. "El único que se beneficia de este 'no' es el Partido Popular", ha argumentado. "Pedir la integración inmediata de los solicitantes de asilo en el mercado laboral en un momento en el que hay 420.000 austriacos en paro es para mí, como socialdemócrata, debilitar al débil", ha añadido.

Queda pendiente la incógnita de si la dimisión de Faymann traerá consigo cambios en la política de alianzas del SPO y su posible alejamiento del VPO para acercarse a la ultraderecha.