Publicado 16/05/2015 19:33CET

El dirigente de Estado Islámico muerto en la incursión de EEUU era tunecino

WASHINGTON, 16 May. (Reuters/EP) -

El dirigente del Estado Islámico Abú Sayyaf, abatido durante la noche en una incursión de fuerzas militares especiales estadounidenses, era de nacionalidad tunecina. El comando estadounidense intentó capturar a Abú Sayyaf, pero murió durante la operación, al igual que otros doce milicianos del grupo yihadista.

Estados Unidos ha informado de lo ocurrido a las autoridades tunecinas una vez concluida la operación, ha explicado una fuente estadounidense en declaraciones a Reuters.

Según ha informado la Casa Blanca en un comunicado, "efectivos estadounidenses con base en Irak realizaron una operación en Al Amr, en el este de Siria, para capturar al dirigente del Estado Islámico conocido como Abú Sayyaf y a su esposa, Umm Sayyaf".

Sin embargo, "durante la operación, Abú Sayyaf ha muerto tras atacar a las fuerzas estadounidenses". Su mujer, Umm, sí pudo ser capturada y se encuentra ya en un centro de detención militar en Irak.

La operación ha permitido además la liberación de una mujer yazidí que estaba siendo utilizada como esclava por la pareja. "Tenemos intención de que se pueda reunir con su familia tan pronto como sea posible", explica el comunicado oficial de la Casa Blanca, firmado por la portavoz Bernadette Meehan.

La Casa Blanca explica que Abú Sayyaf era un dirigente del Estado Islámico con influencia en la gestión del gas y el petróleo, "fuente clave de ingresos" del grupo yihadista. Además, estaba implicado en las operaciones militares de la organización.

Umm Sayyaf, por su parte, también pertenecía al Estado Islámico y "desempeñaba un papel importante en sus actividades terroristas" y podría estar implicada en la esclavización de la mujer yazidí liberada.

Washington destaca que la operación se desarrolló con la autorización del Gobierno iraquí y sostiene que "como los anteriores ataques contra el Estado Islámico en Siria, es en conformidad con la leyes locales e internacionales".

El comunicado sigue con una felicitación de Obama a los "valientes" soldados estadounidenses implicados en esta "compleja misión". "Estados Unidos seguirá colaborando hombro con hombro con nuestros socios iraquíes en nuestra iniciativa para desgastar y finalmente destruir al Estado Islámico", concluye.

La operación ha sido también confirmada por el secretario de Defensa, Ash Carter. "Anoche, bajo la dirección del comandante en jefe (Obama), ordené a fuerzas de operaciones especiales una operación en Al Amr, en el este de Siria, para capturar a Abú Sayyaf y a su mujer", explica el Pentágono en un comunicado oficial.

Esta operación es, según Carter, "un recordatorio de que Estados Unidos nunca flaqueará en su intención de negar cualquier refugio seguro a los terroristas que amenazan a nuestros ciudadanos y a los de nuestros amigos y aliados".

Para leer más