Disturbios en la manifestación laicista que celebraba el Día de la República turca

Actualizado 29/10/2012 16:36:17 CET

ANKARA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía ha empleado cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que se han concentrado en Ankara para festejar el Día de la República y reivindicar la laicidad del Estado pese a la prohibición de las autoridades.

El acto oficial por el aniversario de la fundación de la república turca se ha celebrado en el mausoleo de su fundador, Mustafa Kemal Atatürk, y en él han participado las más altas personalidades del Estado, incluidos el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente, Abdulá Gül, ambos del partido islamista moderado Partido Justicia y Desarrollo.

Coincidiendo con el aniversario, los grupos laicistas convocaron una manifestación para reivindicar los valores de Atatürk y su fundación, pero el gobernador de la provincia de Ankara rechazó autorizar la marcha alegando las informaciones sobre la supuesta intención de grupos radicales de "incitar a la anarquía", una decisión muy criticada por la oposición y los grupos de izquierda, informa el diario 'Zaman' en su edición digital.

Finalmente, decenas de miles de personas se han concentrado para secundar la convocatoria de una veintena de organizaciones en apoyo a la Unión Juvenil de Turquía (TGB), principal convocante.

Los manifestantes han partido de la plaza Ulus, donde se encuentra la antigua sede del Parlamento, con la intención de llegar al mausoleo de Atatürk, pero la Policía ha levantado barricadas para impedir su paso. En total han sido unos 3.500 los policías que han participado en el dispositivo especial.

"¡Somos los soldados de Mustafa Kemal!" o "¡Turquía es laica y seguirá siendo laica!", han sido algunas de las consignas coreadas por los manifestantes.

Entre los participantes, el líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, cuyo partido ha secundado la protesta. El propio Kiliçdaroglu se ha visto afectado por los gases lacrimógenos empleados por la Policía.