Duterte advierte a China de que una guerra podría empezar si ocupa una isla del Mar de China Meridional

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte
ELOISA LOPEZ / LEAN DAVAL JR - Archivo
Publicado 06/04/2019 5:06:28CET

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha advertido este sábado al Gobierno chino de que una guerra podría empezar si ocupa la isla Thitu, situada en las disputadas aguas del Mar de China Meridional.

"Esto es un consejo para mis amigos, ya que somos amigos con China. No pienso suplicar. Simplemente pido a China que se despida de Thitu porque tengo a mis soldados allí", ha dicho Duterte en Palawan en un acto de campaña, según recoge el diario local 'The Philippine Star'.

"Esta isla nos pertenece. China nunca haría eso, a no ser que quiera una guerra contra nosotros", ha asegurado. Asimismo, Duterte ha dicho que cuando "maten o arresten a algún filipino", decidirán qué hacer.

Durante este acto, el mandatario filipino ha sostenido que este conflicto es un "juego de geopolítica". Además, considera que una guerra solo conduciría a una masacre en donde muchos soldados y policías filipinos podrían perder la vida.

"Estamos en un compromiso porque si vamos a la guerra o si existe un conflicto violento, nunca ganaríamos. Enviaría a mis soldados para que los mataran y ahora no estoy preparado para hacer eso", ha agregado.

Las declaraciones llegan después de que este jueves el Ministerio de Asuntos Exteriores de Filipinas denunciara la presencia "ilegal" de cientos de barcos chinos cerca de una isla ocupada por Manila en una zona en disputa en aguas del mar de China Meridional, una acción que ha definido como una "clara violación" de la soberanía filipina.

La presencia de barcos en las inmediaciones de la isla Thitu de forma continuada y en periodos recurrentes ha suscitado preocupación en cuanto a la intención de estas embarcaciones y por la posibilidad de que estén intentando apoyar "objetivos coercitivos", según el Gobierno filipino.

Los datos militares muestran que Filipinas ha supervisado la presencia de más de 200 barcos chinos cerca de la isla de Thitu, también conocida como Pagasa por los residentes locales, desde enero a marzo de este año.

Además de Filipinas, Brunéi, China, Malasia, Taiwán y Vietnam reivindican la soberanía en algunas zonas del mar de China Meridional, por donde cada año pasan buques con mercancías por valor de 3,4 billones de dólares.

Contador

Para leer más