Actualizado 10/11/2017 06:41 CET

Duterte insta a investigar la situación de los Derechos Humanos en todos los países, no sólo en Filipinas

Rodrigo Duterte
REUTERS / ROMEO RANOCO

El dirigente filipino amenaza con abofetear a la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha instado este viernes a investigar la situación de los Derechos Humanos en todos los países ante las fuertes críticas emitidas contra su Gobierno por la violenta guerra contra las drogas y ha sugerido la posibilidad de llevar a cabo una cumbre internacional al respecto.

"Investiguemos las violaciones de los Derechos Humanos cometidas por todos los gobiernos. No importa que pasara hace 40 años. Si estaba mal entonces, está definitivamente mal ahora", ha aseverado. Asimismo, ha señalado que la cumbre debería analizar todos los países, no sólo la situación de los Derechos Humanos bajo su Administración.

"¿Por qué solo yo? Hay tantas violaciones de los Derechos Humanos, incluso por parte de Estados Unidos, incluso en Oriente Próximo, donde los bombardeos matan civiles. Incluso niños", ha expresado, según ha informado el diario local 'The Philippines Star'.

Según el mandatario filipino, organizaciones internacionales como Naciones Unidas o la Unión Europea no se van a centrar sólo en indicios de violaciones de los Derechos Humanos en Filipinas. La ONU ha sido crítica con los bombardeos llevados a cabo contra Estado Islámico en Irak y Siria por parte de la coalición.

"Hagamos una cumbre sobre cómo proteger los Derechos Humanos para todas las razas", ha afirmado Duterte durante su visita a Vietnam en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

"¿Qué hace más importante la muerte de gente en Filipina que la de los niños que mueren masacrados en el resto del mundo?", ha expresado Duterte, que ha afirmado que todas las víctimas son bienvenidas a la cumbre.

AMENAZA CON ABOFETEAR A CALLAMARD

Por otra parte, el presidente filipino ha amenazado a la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, con "abofetearla" si vuelve a investigarle.

"La golpearé enfrente de ustedes. ¿Por qué? Porque me está insultando. ¿Por qué? Porque tú misma (en referencia a Callamard) no crees en las investigaciones de tu propia organización. Me estas jodiendo y no me gusta", ha señalado.

Duterte ha amenazado, por otra parte, con prohibir la entrada en el país a dos diputados estadounidenses que criticaron la decisión del presidente del país, Donald Trump, de invitar a su homólogo filipino a visitar Estados Unidos, según ha informado el diario 'Inquirer'.

"Si no os gusto, no me gustáis", ha asegurado sin nombrar a los diputados, el republicano demócrata James McGobern y el republicano Handy Hultgren, que han instado a Trump a abordar la situación de los Derechos Humanos en Filipinas.

PRESUME DE HABER MATADO A UN HOMBRE

El presidente de Filipinas ha presumido de haber atado a un hombre tras asestarle varias puñaladas cuando tenía 16 años. "Ya maté cuando tenía 16 (años). A una persona de verdad, con un cuchillo. Porque me miró mal", ha aseverado en un intento por demostrar que no teme ir a la cárcel.

"¿Prisión? Jesús. Cuando era adolescente entraba y salía de la cárcel", ha añadido. El portavoz de la Presidencia Harry Roque ha advertido de que las declaraciones de Duterte eran de "broma".

"El presidente utiliza lenguaje colorido para dirigirse a los filipinos que viven en el extranjero", ha explicado.

Para leer más