EAU, aliado de Haftar, asegura que Trípoli está controlado por "milicias extremistas"

Libia.- Bachelet pide corredores humanitarios para los civiles atrapados en Trípoli
Stringer/dpa
Publicado 02/05/2019 10:47:27CET

DUBAI, 2 May. (Reuters/EP) -

Emiratos Árabes Unidos ha asegurado este jueves que "milicias extremistas" controlan la capital libia, Trípoli, que su aliado el general Jalifa Haftar está tratando de arrebatar a fuerzas aliadas al Gobierno reconocido internacionalmente.

EAU, junto con Egipto, apoyan a Haftar, al que consideran clave en la lucha contra el terrorismo islamista en el norte de África. Según un informe de la ONU de 2017, el país del Golfo ha suministrado al llamado Ejército Nacional Libio, que dirige Haftar y que tiene su base en el este del país, apoyo militar y logístico.

La ofensiva que lanzó Haftar el pasado 4 de abril para tomar Trípoli ha echado por tierra los esfuerzos de la ONU de forzar un acuerdo de paz entre los dos gobiernos existentes en el país, el presidido por Fayez Serraj y reconocido por la comunidad internacional, y el instalado en Tobruk, al que respalda Haftar.

"La prioridad en Libia (es) combatir el terrorismo/extremismo y apoyar la estabilidad en esta crisis de larga data", ha defendido el ministro de Estado de Exteriores emiratí, Anwar Gargash, en su Twitter.

"El acuerdo de Abú Dhabi ofrecía una oportunidad para apoyar el proceso liderado por la ONU. Mientras, las milicias extremistas continúan controlando la capital y descarrilando la búsqueda de una solución pacífica", ha defendido.

Abu Dhabi, que ha expresado su respaldo a los esfuerzos de paz de la ONU, albergó el pasado febrero un encuentro entre Serraj y Haftar en el que ambos coincidieron en la necesidad de celebrar elecciones.

El asalto por parte de las fuerzas de Haftar, la mayor confrontación militar en Libia desde la caída en 2011 de Muamar Gadafi, quedó estancado la semana pasada en las afueras al sur de Trípoli, pero los combates se han intensificado de nuevo, con ambas partes empleando artillería.

Desde que comenzó la ofensiva en Trípoli, al menos 376 personas han muerto en los combates, entre ellos 23 civiles, y 1.822 han resultado heridas, 79 de ellas civiles, según datos de la ONU. Además, 45.000 personas han tenido que huir de sus hogares.

Contador

Para leer más