EEUU acusa a Israel de distorsionar su posición en las negociaciones sobre el programa nuclear de Irán

Publicado 19/02/2015 4:24:46CET

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha acusado este miércoles a Israel de distorsionar su posición en las negociaciones nucleares con Irán a través de filtraciones selectivas, en un nuevo incremento de las tensiones bilaterales antes de la controvertida visita de Benjamin Netanyahu al país.

"No hay duda de que algunas de las cosas que los israelíes han dicho a la hora de caracterizar nuestra posición negociadora no han sido exactas. No hay duda alguna sobre esto", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, según ha informado el diario estadounidense 'The Hill'.

"Hemos sido muy claros sobre el hecho de que estados Unidos no estará en posición de negociar este acuerdo públicamente, particularmente cuando vemos que hay una práctica continuada de seleccionar partes específicas de información y de usarla fuera de contexto para distorsionar nuestra postura", ha agregado.

Así, Earnest ha recalcado que aquellos que están participando en las conversaciones están obligados a participar "de buena fe". "Eso significa dar a los negociadores espacio para negociar", ha valorado.

Por su parte, la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, ha indicado que "no todo lo que se escucha por parte del Gobierno israelí refleja exactamente los detalles de las conversaciones".

En este sentido, ha reconocido que el Departamento no ha comunicado algunos de los detalles de las conversaciones a Tel Aviv ante la preocupación de que sean publicados, tal y como ha recogido el diario estadounidense 'The Washington Post'.

Las críticas de las autoridades estadounidenses tienen lugar a pocos días de que Netanyahu pronuncie un discurso ante el Congreso el 3 de marzo, tras ser invitado por el presidente del órgano, el republicano John Boehner.

Su visita al país norteamericano está rodeada de polémica después de que los congresistas del Partido Demócrata hayan negado haberle invitado a comparecer ante el Congreso, acusando a los republicanos de romper el protocolo. Además, ni el presidente, Barack Obama, ni el secretario de Estado, John Kerry, se reunirán con el primer ministro israelí durante su visita.

Netanyahu y Obama mantienen posiciones diferentes sobre la posición que debe mantener la comunidad internacional sobre Irán. Así, mientras que el dirigente israelí comparte con el Partido Republicano la defensa de nuevas sanciones, el mandatario norteamericano ya ha avisado de que vetará cualquier iniciativa en este sentido.

Para leer más