Actualizado 08/02/2007 21:39 CET

EEUU/España.- El juez deniega la libertad provisional para la valenciana presa en EEUU

VALENCIA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una corte federal de Nueva Jersey denegó hoy la libertad provisional para la abogada detenida en Estados Unidos por el presunto secuestro de su hija, María José Carrascosa, encarcelada desde el pasado 21 de noviembre, según informó hoy a Europa Press el abogado de la valenciana, Vicente Ibor.

La resolución dictada tras la vista celebrada hoy, de 20 folios, deniega la petición del letrado de Carrascosa, que apeló a la aplicación de la Convención de La Haya, según la cual "tendría preferencia" la sentencia dictada por los tribunales españoles que otorgaban la custodia a la detenida. No obstante, ésta fue desestimada por una cuestión de "naturaleza procesal", dado que, según el procedimiento interno estadounidense, no se puede invocar la aplicación de dicha convención "hasta agotar todas las instancias internas", condición que se cumpliría con la vista del próximo 28 de febrero, explicó Ibor.

El letrado valenciano indicó que el juez no quiso "entrar a valorar" si existe o no cumplimiento de la Convención de La Haya, pero remarcó la "solidez" de los argumentos empleados por la defensa, que por las particularidades del citado procedimiento interno no confiaba en obtener hoy la libertad de Carrascosa, pero sí espera que el resultado de la vista del próximo día 28 sea "totalmente favorable".

Por su parte, José, el padre de María José Carrascosa, mostró su "decepción" por la resolución judicial y consideró que lo pretendido por la Justicia americana era "conseguir cargarse la vida de mi hija y, de este modo, muerto el perro, muerta la rabia".

Asimismo, recalcó que la familia esperaba que hoy se le dejase en libertad provisional para "poder llevarla al hospital y que le realizasen un examen sobre su estado de salud, que es cada vez peor", lamentó.

Por último, indicó que apelarán esta resolución el próximo día 28 de febrero aunque, lamentó, "no tenemos muchas esperanzas en conseguir algo positivo, después de lo dictaminado hoy".

La abogada valenciana se casó en el año 2000 con un norteamericano y en 2001 tuvo una niña. Tras separarse firmaron un convenio en el que a ella se le atribuía la custodia de la menor. Tras varias demandas, un juez dictó en Estados Unidos que la custodia de la menor debía de ser para el padre, y que la madre tenía que devolver a la niña en diez días. Asimismo, establecía que si no lo hacía, ingresaría en prisión con carácter indefinido.