Actualizado 27/02/2006 03:14 CET

EEUU.- Los gobernadores de diversos estados harán llegar a Bush su preocupación por el creciente flujo de inmigrantes

WASHINGTON, 27 Feb. (EP/AP) -

Diversos gobernadores de los estados norteamericanos señalaron hoy que harán llegar al presidente de la nación, George W. Bush, su preocupación por el creciente flujo de inmigrantes que está llegando al país, por lo que instarán al Congreso a tomar medidas.

Tanto republicanos como demócratas afirmaron el domingo que Bush y su gabinete deben estar al corriente de lo que está ocurriendo porque "es un tema nacional", según la demócrata Janet Napolitano, de Arizona, desde donde fueron repatriados unos 500.000 inmigrantes ilegales el año pasado.

Las estimaciones gubernamentales cifran en 11 millones el número de inmigrantes en situación ilegal que viven en Estados Unidos. "Mediante el dinero de los contribuyentes estamos absorbiendo los gastos de las cárceles, los costos de la salud y los de la educación", indicó Napolitano.

Bush, que hoy se reúne con los gobernadores en una cena oficial en la Casa Blanca, podrá escuchar las quejas de los gobernadores de Utah, Misurí, Tenesí y Vermont, que también han públicos sus deseos de que el Congreso desarrolle una nueva ley sobre inmigración.

"Es importante que los gobernadores nos expresemos con una sola voz, porque tenemos que abordar estos temas cada día", declaró el republicano Jon Huntsman Jr., de Utah.