EEUU/Irak.- Los servicios de inteligencia dan un plazo de 18 meses para estabilizar Irak

Actualizado 02/02/2007 23:37:53 CET

NUEVA YORK, 2 Feb. (del corresponsal de EUROPA PRESS, Carlos López) -

El informe elaborado por Dirección Nacional de Inteligencia estadounidense (DNI) sobre las perspectivas a medio plazo para Irak revelan el pesimismo de Washington en relación con la estabilización del país árabe al que conceden un máximo de 18 meses para normalizar las relaciones interconfesionales antes de que éstas lleven al país al colapso y la desintegración.

En un breve resumen del estudio, publicado hoy por el DNI, los servicios de Inteligencia norteamericanos resaltan que "a menos que los esfuerzos que se lleven a cabo en el plazo de doce a 18 meses muestren señales de progreso, la situación general de la seguridad (en Irak) continuará deteriorándose a un ritmo similar al de la última parte de 2006".

El documento vincula el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad iraquíes y el compromiso de los políticos del país como elemento clave en la contención de la violencia que se ve dificultada por la posición del "todo o nada" que han adoptado las partes y que impiden la reconciliación nacional incluso a nivel político.

La DNI destaca como responsables de la evolución la seguridad y la política, el rechazo de la comunidad chií a aceptar la participación suní en el Gobierno; la negativa de los suníes a verse desplazados como grupo social privilegiado, la ausencia de líderes unificadores del país y el propio movimiento independentista kurdo.

Asimismo, el documento señala que, a pesar de haberse conseguido avances en el control de las fuerzas de seguridad iraquíes, la división sectaria erosiona la cohesión de las unidades militares, mientras, los extremistas actúan como impulsores de la división sectaria, a lo que se suma el desplazamiento de la población que resta a Irak de líderes económicos.

Ante la situación en que se encuentra el país, la DNI advierte de que una retirada súbita de la presencia militar estadounidense en Irak supondría para el país el fin de las fuerzas de seguridad iraquíes como elemento autónomo, la probable entrada de países vecinos abiertamente en el conflicto, el fortalecimiento de Al Qaeda, así como el hecho de que una división hipotética de Irak haría que Turquía actuase para contener el independentismo kurdo en el norte de Irak.

Para contener tal situación, el informe recomienda a las fuerzas suníes aceptar la federalización del país, donde los kurdos y chiíes podrían obtener grandes concesiones territoriales. De no ser así, tres escenarios pueden barajarse: la división de Irak en tres territorios (suní, chií y kurdo); emergencia de un único poder chií; o la fragmentación anárquica del país.