EEUU podría modificar sus programas pro democracia en Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas

Publicado 20/05/2015 2:37:00CET
Banderas de Cuba y EEUU en La Habana
ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS

WASHINGTON, 20 May. (Reuters/EP) -

Un alto funcionario estadounidense ha afirmado este martes que su Gobierno podría modificar programas pro democracia en Cuba --que el gobierno de la isla desaprueba--, lo que removería uno de los mayores obstáculos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

El alto funcionario del Departamento de Estado ha dicho a periodistas, antes de las conversaciones con representantes de Cuba de este jueves, que ambas partes han acercado posiciones para la reapertura de embajadas tras el anuncio en diciembre de un proceso para restablecer lazos cortados durante la Guerra Fría.

"Los programas democráticos (...) han cambiado con el tiempo y seguirán haciéndolo para reflejar una realidad, ya sea una realidad en el terreno en Cuba o en Estados Unidos", ha indicado el funcionario en una conferencia telefónica, bajo condición de anonimato.

Cuba se ha opuesto desde hace mucho tiempo a los programas pro democracia, que incluyen cursos básicos de periodismo y de tecnologías de la información en la misión diplomática de Estados Unidos en La Habana.

Estados Unidos considera que los cursos son parte normal de sus funciones diplomáticas, pero el presidente de Cuba, Raúl Castro, dijo la semana pasada que son entrenamiento "ilegal" para opositores a su Gobierno.

El funcionario dijo, sin embargo, que Estados Unidos no detendrá los programas porque es la manera más directa de apoyar al ciudadano cubano común. "Tenemos que ser cuidadosos y no pensar que esos programas son estáticos y separados de los cambios de ambiente en los que se desarrollan", ha explicado el funcionario.

Las conversaciones del jueves en Washington son las cuartas desde que los presidentes Barack Obama y Castro acordasen restaurar las relaciones diplomáticas el pasado 17 de diciembre, y se enfocarán en convertir las llamadas secciones de intereses en Washington y La Habana en embajadas. Cuba dijo el lunes que estaba lista para avanzar y que no ve obstáculos.

El funcionario del Departamento de Estado estadounidense coincide en este sentido: "Soy bastante optimista de que podemos llegar a un acuerdo que satisfaga nuestros requerimientos", ha sentenciado.

Para leer más