Los programas de estímulo económico aprobados por EEUU podrían ser contraproducentes a largo plazo

Actualizado 14/04/2012 9:06:31 CET

WASHINGTON, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los programas de estímulo económico aprobados por el Gobierno estadounidense desde 2008 para lidiar con crisis financiera podrían resultar ser contraproducentes a largo plazo, según han avanzado fuentes del Departamento del Tesoro estadounidense.

Los denominados programas de estabilidad financiera podrían incurrir en un exceso de ingresos procedentes de la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos, al omitir el paquete de estímulo promulgado en 2009, cifrado en unos 825.000 millones de dólares (630.770 millones de euros), de acuerdo con estos responsables del Departamento del Tesoro bajo la condición de anonimato.

En declaraciones a la cadena norteamericana Bloomberg, han negado que dichos programas hayan fracasado e incluso que hayan sido demasiado caros, puesto que dichas medidas terminarán funcionando y acarrearán una menor pérdida de dinero de lo previsto.

No obstante, el ex 'número dos' de política económica de la Administración de George W. Bush, Phillip Swagel, ha admitido que los programas de estímulo fueron "una extraña combinación de cosas". Asimismo, ha cuestionado los beneficios de los rescates a entidades financieras y empresas automovilísticas.

En esta misma línea se han pronunciado en reiteradas ocasiones numerosos congresistas republicanos y, como consecuencia, el candidato favorito del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de noviembre, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, ha vilipendiado los rescates a las compañías automovilísticas, aunque sí ha abogado por acudir en ayuda de entidades financieras cuando sea necesario.