EEUU.- Al Qaeda abortó en 2003 un atentado con gas letal en el metro de Nueva York, según la revista 'Times'

Actualizado 18/06/2006 12:55:11 CET

NUEVA YORK, 18 Jun. (EP/AP) -

Fuentes oficiales estadounidenses revelaron este fin de semana que la red terrorista Al Qaeda abortó un atentado con gas letal planeado contra el metro de Nueva York a 45 días de la fecha prevista para llevarlo a cabo, según informó la revista 'Times' en su edición digital.

Según una investigación llevada a cabo por el periodista ganador del premio Pullitzer Ron Suskind, una fuente cerca a la red informó a responsables norteamericanos de que el 'número dos' de Al Qaeda, Aymán al Zawahiri canceló el plan en enero de 2003, a pesar del deseo de que el ataque se cobrase al menos las mismas víctimas que los atentados contra el World Trade Centre de 2001.

El informe asegura que los terroristas habrían planeado emplear un sencillo sistema para liberar cianuro de hidrógeno en varios vagones de metro. Responsables estadounidenses habían asimismo descubierto este plan en los archivos interceptados en el ordenador personal de un yihaidista de Barehim arrestado en febrero de 2003.

Con estos datos, la CIA construyó un prototipo del artefacto basándose en el diseño encontrado en el ordenador, que incluía un envase para cianuro de sodio y otro para una fuente estable de hidrógeno, como el ácido clorhídrico. Esta mezcla es similar a la empleada en su día por los nazis en sus campos de exterminio.

Este sistema de ataque, denominado 'mubtakkar' --que significa el "invento" o la "iniciativa"-- supone un giro radical en la tecnología armamentística "equivalente a lo que en su día supuso la escisión del átomo", según escribe Suskind en su obra 'The one percent doctrine' (la doctrina del 1%).

Por el momento, el FBI ha rechazado confirmar las informaciones vertidas en la obra de Suskind, aunque un portavoz del departamento de Policía de Nueva York indicó que la oficina había tenido conocimiento de los supuestos planes. "Estuvimos preocupados por este plan y tomamos las precauciones necesarias", afirmó Paul Browne. Según el informe, el presidente estadounidense, George W. Bush, fue alertado del nuevo modelo de ataque en marzo de 2003 y alertó al resto de responsables de su Administración. "Cuando Inteligencia supo que Al Zawahri había pedido la cancelación de los ataques, Bush tuvo miedo de que algo peor estuviese siendo planeado", añade el autor.

"Lo que podemos concluir de esto es que Al Qaeda considera que una segunda ola de ataques sería más destructiva y perjudicial que el 11-s", indicó Suskind al 'Times'.