EEUU rechaza la idea de un intercambio de presos que involucre al exmarine detenido en Rusia

Publicado 27/11/2019 19:07:57CET
Paul Whelan, el exmarine detenido en Rusia acusado de espionaje
Paul Whelan, el exmarine detenido en Rusia acusado de espionaje - Gleb Schelkunov - Archivo

MOSCÚ, 27 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Estados Unidos ha rechazado este miércoles la sugerencia de un intercambio de presos que involucre a Paul Whelan, un exmarine detenido en Rusia durante casi un año acusado de espionaje, y ha pedido su liberación inmediata.

El abogado ruso del exmarine instó este mes a Estados Unidos y otros países a un intercambio de presos con Moscú que podría permitir su libertad. Pero la encargada de negocios en la Embajada de Estados Unidos en Moscú, Julie Fisher, ha descartado esta idea.

"No hay necesidad de discutir un intercambio", ha enfatizado Fisher después de visitar a Whelan en prisión. "No hay evidencia, ni delito", ha subrayado y ha añadido que las autoridades rusas "tienen que liberarlo" debido a que "no ha sido acusado de ningún delito".

Fisher se ha quejado del deterioro de la salud de Whelan y ha calificado el trato de Rusia de "vergonzoso", alegando que Moscú no le ha permitido llevarle la cena de Acción de Gracias.

Asimismo, ha criticado la negativa de Rusia a que Whelan sean examinado por un médico externo, y a hacer una llamada telefónica a su familia durante los 11 meses de su detención.

Whelan, quien tiene pasaportes de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Irlanda, fue detenido por agentes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia en su habitación de un hotel en Moscú el 28 de diciembre del año pasado.

Moscú ha asegurado que Whelan fue atrapado "con las manos en la masa" con una memoria USB que contenía información clasificada. Whelan, por su parte, ha insistido en que le tendieron una trampa debido a que había pensado que el disco, que le había dado un conocido ruso, contenía fotos de unas vacaciones.

El fabricante estadounidense de piezas de recambio para automóviles BorgWarner ha confirmado que Whelan es su responsable de seguridad. Por su parte, la Policía Federal rusa (FSB) informó del arresto de Whelan a finales de 2018 y señaló que fue detenido porque estaba haciendo labores de espionaje, un delito que puede ser castigado con penas que van de los 10 a 20 años de prisión. Whelan ha rechazado los cargos en su contra y ha alegado que viajó a Rusia para asistir a la boda de un amigo.

Contador

Para leer más