Actualizado 03/05/2007 20:06 CET

EEUU.- Tabaco, drogas y obesidad, principales problemas de salud infantil para los adultos de EEUU, según un estudio

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El tabaco, las drogas y la obesidad son los tres principales problemas de salud infantil para los adultos de Estados Unidos, seguidos del consumo abusivo de alcohol y el embarazo en la adolescencia, según se desprende del Sondeo Nacional sobre Salud Infantil realizado por el Hospital Pediátrico C.S. Mott de la Universidad de Michigan.

Las conclusiones de este estudio demuestran como un 40 por ciento de los adultos clasificó el fumar como la preocupación de salud infantil y de adolescentes más importante. No obstante, la población de raza negra sitúa el fumar en el segundo lugar por detrás de los embarazos en la adolescencia, si bien un 45 por ciento considera que fumar constituye un gran problema.

En este sentido, la posibilidad de embarazo en la adolescencia refleja las diferencias en los índices de embarazos en adolescentes entre los distintos grupos étnicos --dos veces más altos en la población negra que en la blanca--, ya que sólo para "un 25 por ciento de los blancos es un problema importante, frente al 51 por ciento de la población negra", según advirtió el director del Sondeo y miembro del departamento de Pediatría de la Universidad de Michigan, Matthew Davis.

Por otro lado, existe una relación directa entre la percepción de la estabilidad emocional de los hijos y la clasificación del problema de consumo de drogas. Así, aquellos que expresaron que la salud emocional de su hijo era "buena", "aceptable" o "pobre" percibían el abuso de drogas como un gran problema de salud para niños, en relación a aquellos padres que indicaron que la salud emocional de sus hijos era "excelente" o "muy buena", informó la propia entidad en un comunicado.

En cuanto a la obesidad infantil, los adultos con educación superior tienen más posibilidades de calificar la obesidad como el primer problema de salud en niños y adolescentes en comparación a adultos que sólo completan la escuela secundaria o inferior. De hecho, un 40 por ciento de los adultos con título universitario describió a la obesidad como la preocupación más importante, mientras que aquellos con menos que una educación secundaria la clasificaron en el lugar número 10, con un 25 por ciento describiéndola como su mayor preocupación.

El Sondeo Nacional sobre Salud Infantil también descubrió que adultos hispanos tienen más posibilidades de presentar la obesidad como un problema, con un 42 por ciento que la percibe como un gran problema, en relación a sólo un 31 por ciento de adultos blancos y un 36 por ciento de adultos negros. "Estas diferencias reflejan una mayor generalización de la obesidad entre juventud negra e hispana en relación a la juventud blanca", explicó Davis.

ABUSO DE ALCOHOL Y SEGURIDAD EN INTERNET

Entre otros de los problemas más destacados por la población adulta estadounidense destacan los accidentes automovilísticos, la seguridad en Internet y el abuso del alcohol a edades tempranas. En este sentido, el Sondeo demuestra como hogares con ingresos bajos, menos de 30.000 dólares al año --unos 22.000 euros-- tienen más posibilidades de calificar el abuso de alcohol como un problema importante de salud que las familias con ingresos anuales altos.

De igual modo, los resultados del estudio advierten que en hogares con padres divorciados o en los que falta un miembro paternal el alcohol también una preocupación mayor en relación a hogares con padres casados.

Por otro lado, la seguridad en Internet es una preocupación "relativamente nueva" en relación a otros temas de salud y "desigual" según el sexo, ya que preocupa a un 21 por ciento de los hombres frente al 32 por ciento de las mujeres. Asimismo, un 37 por ciento de adultos negros y un 25 por ciento de adultos blancos dice que es un gran problema.

En cuanto a la violencia escolar, no está considerada como uno de los problemas más importantes, si bien es probable que tras la tragedia de Virginia Tech ocupará un lugar más alto que hace sólo un par de semanas, explicó Davis.