Publicado 02/07/2022 16:39

La enviada de EEUU para los Derechos Humanos en Afganistán renuncia a hablar con los talibán en Qatar

Archivo - Refugiadas afganas en Alemania
Archivo - Refugiadas afganas en Alemania - Boris Roessler/dpa - Archivo

Termina la cumbre de clérigos afganos sin ningún avance para los derechos de las mujeres y de las minorías

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La enviada de Estados Unidos sobre la situación de los Derechos Humanos en Afganistán, Rina Amiri, ha declinado sentarse a la mesa de negociación con los talibán en Doha (Qatar), en protesta por la negativa del movimiento fundamentalista que está al frente de Afganistán a desarrollar los derechos de las mujeres, las minorías y población vulnerable del país.

La negativa de Amiri ha coincidido con el fracaso de la gran cumbre de este sábado entre los talibán y los clérigos afganos, algunos de los cuales habían pedido al grupo que exhibiera alguna que otra medida de aperturismo, como la restauración del derecho de las niñas a la educación secundaria, para ganarse la confianza internacional.

En su lugar, los más de 3.000 clérigos y notables reunidos en Kabul acabaron elegidos a dedo por los talibán, y finalmente se limitaron a jurar lealtad al líder supremo del movimiento, el mulá Ajunzada, y repetir las consignas del grupo, en particular su petición a la comunidad internacional para que desbloquee los activos del Banco Central afgano en el extranjero, paralizados como castigo por la reconquista violenta del país que los talibán alcanzaron en agosto del año pasado.

A día de ayer, solo dos participantes en reunión de los clérigos solicitaron la reapertura de las escuelas para las niñas, indicio de que la cumbre, empleada por gobiernos anteriores para legitimar sus decisiones políticas, ha acabado finalmente vacía de todo contenido.

Por su parte, Amiri ha empleado su cuenta de Twitter para explicar una renuncia al diálogo -- que ha contado con el respaldo del representante especial de EEUU, Thomas West --. "Estoy muy preocupada por las acciones y la postura actual de los talibán en las áreas que mi oficina supervisa y me decepciona que el sólido compromiso internacional no haya producido resultados significativos para las mujeres, las niñas y las poblaciones en riesgo afganas", ha lamentado.

"Estaré lista para el diálogo", ha añadido, "cuando los talibán estén preparados para trabajar en pasos concretos para restaurar los derechos de los afganos, incluidas las mujeres, las niñas y estas poblaciones".

Más información