El enviado de la ONU traslada a Serraj su disposición a "ayudar" ante la "difícil situación" en Libia

Libia.- El enviado de la ONU traslada a Serraj su disposición a "ayudar" ante la
TWITTER DE LA UNSMIL (@UNSMILIBYA)
Publicado 08/04/2019 13:30:20CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, se ha reunido este lunes en Trípoli con el primer ministro del Gobierno de unidad, Fayez Serraj, al que ha trasladado su disposición para "ayudar" en esta "difícil situación", ante los avances de las fuerzas de Jalifa Haftar hacia la capital.

"Salamé se ha reunido hoy con el presidente del Consejo Presidencial, Fayez Serraj, en su oficina en Trípoli y han discutido vías a través de las cuales la UNSMIL, que sigue trabajando desde Trípoli, puede ayudar en esta crítica y difícil situación", ha dicho la misión en su cuenta en Twitter.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha asegurado que los combates en Trípoli entre las fuerzas lideradas por el general Jalifa Haftar y las milicias leales al Gobierno de unidad han provocado la huida de 2.200 personas de la región.

En su último informe de situación, la OCHA ha dicho que, desde que comenzaron los combates el 4 de abril, la situación en el oeste de Libia es "impredecible" y ha asegurado que se podría llegar a registrar un "desplazamiento de población significativo" por la acumulación de fuerzas militares y los combates en la zona de Trípoli.

Los combates han provocado que 2.200 personas hayan abandonado sus hogares para desplazarse a otras zonas en Trípoli, Bani Walid, Tajura y Tarhuna y, además, hay 1.300 refugiados e inmigrantes que están retenidos en centros de detención situados cerca de las líneas del frente en Qasr Ben Gashir y Ain Zara.

La semana pasada, los milicianos del Ejército Nacional libio, que lidera Haftar y que se opone al gobierno de unidad reconocido por la ONU, comenzaron una ofensiva sobre la capital libia, avanzando desde el este del país.

El domingo, tras días de combates, el Gobierno de Serraj anunció el inicio de una operación militar, bautizada como 'Volcán de ira' y dirigida contra los milicianos comandados por el general Haftar.

CERCA DE 50 MUERTOS EN LOS COMBATES

Los combates en torno a la capital libia han dejado un saldo de 35 muertos y 50 heridos, según el balance de las autoridades asentadas en Trípoli y reconocidas internacionalmente, recogido por la agencia de noticias DPA.

El portavoz de Haftar, Ahmed al Mismari, señaló el sábado que catorce miembros de las fuerzas leales al gobierno asentado en el este del país habían muerto en los combates, sin que la cifra haya sido actualizada desde entonces.

Este domingo, Serraj se reunió con el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el general Mohamed al Sharif, y con la embajadora de Francia en el país, Béatrice du Hellen, a quien trasladó que el Gobierno galo había alentado a Haftar para impulsar lo que definió como una "invasión de Trípoli", con el objetivo de apropiarse de los recursos energéticos bajo control de su Ejecutivo.

Sin embargo, fuentes diplomáticas citadas por la agencia de noticias Reuters han recalcado durante la jornada que París "no tiene una agenda oculta" en el país y no tenía información previa sobre los planes de Haftar de avanzar hacia la capital.

"La necesidad inmediata en Libia es proteger a la población civil, poner fin a los combates y lograr que todos los actores clave en Libia vuelvan a la mesa (de negociaciones)", ha remachado estas fuentes.

Contador

Para leer más