Erdogan propone eliminar la seguridad privada por el secuestro de un fiscal

Publicado 04/04/2015 3:35:11CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha defendido la sustitución de todos los guardias de seguridad privados por efectivos de la Policía, tras el secuestro de un fiscal que concluyó el martes con la muerte los dos captores y del rehén.

"Propondré a mis amigos --en referencia al Gobierno-- que supriman a los guardias de seguridad privada" de las instituciones públicas, ha afirmado Erdogan en una entrevista al diario turco 'Hurriyet' en la que ha abordado el secuestro del fiscal.

"La organización de la seguridad privada debería ser reconsiderada. El Gobierno deberá debatir probablemente sobre este asunto. Creo que sería una decisión histórica. Se podría decir que esta es una serie de aviso", ha indicado el mandatario.

Erdogan ha subrayado que "Turquía cuenta con un Departamento de Policía", que podría establecer equipos de protección en los tribunales, lo que permitiría abolir los guardias privados. "Es una cuestión de quién fundó estas compañías de seguridad en numerosos sitios, cómo y por qué motivos", ha planteado.

Dos miembros del ilegalizado Partido de la Liberación del Pueblo-Frente (DHKP-C, un grupo de extrema-izquierda), retuvieron a este fiscal, responsable de investigar la muerte de un adolescente herido durante las protestas antigubernamentales.

CACHEO DE ABOGADOS

El mandatario también ha defendido la necesidad de cachear a los abogados a su entrada a los tribunales, ya que los dos secuestradores del fiscal entraron supuestamente en la corte llevando ropa de abogados.

"Siempre he defendido la idea de que los abogados deberían ser cacheados. Otros políticos siempre nos han atacado cuando lo hemos expresado. Todos los funcionarios, incluidos los abogados, deberíans er cacheados", ha subrayado.

Se calcula que en Turquía hay más de 270.000 guardias de seguridad privados. Erdogan ha defendido que este tipo de personal se sustituya por miembros de la Policía en lugares públicos como tribunales, hospitales y estadios de fútbol.

Para leer más