¿Qué escenarios se abren ahora para May en Reino Unido?

La primera ministra británica, Theresa May
REUTERS/PAUL ELLIS
Actualizado 12/12/2018 14:36:35 CET

La primera ministra podría seguir en el cargo blindada por un año o de forma interina si los conservadores optan por elegir un nuevo líder

LONDRES, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Tras semanas de especulaciones, finalmente el número suficiente de diputados conservadores ha decidido dar un paso al frente y forzar una votación de confianza contra la primera ministra británica, Theresa May, que ya ha asegurado que afrontará "con todo" lo que pueda.

El martes por la noche, la primera ministra recibió la llamada de Sir Graham Brady, quien preside el comité 1922 al que los diputados 'tories' han remitido sus cartas retirando su respaldo a May, en la que le informaba de que ya se había superado el umbral de las 48 necesarias para convocar la votación.

Según ha contado Brady a la BBC, lo único que May le dijo es que esperaba que "se resolviera lo más rápido y razonablemente posible". "Eso era algo que yo estaba dispuesto a facilitar, así que nos aseguramos de que el anuncio se hiciera esta mañana antes de que abriera el mercado de Londres", ha precisado.

Brady, que no ha querido desvelar el número exacto de cartas que ha recibido, ha convocado la votación de los diputados conservadores entre las 18.00 y las 20.00 (hora de Londres) de este miércoles. Antes de que esto ocurra, May se dirigirá a los miembros de su partido en la Cámara de los Comunes, en un último intento por convencerlos.

En su declaración de esta mañana, la 'premier' ya ha dejado claro que "un cambio de liderazgo en el Partido Conservador pondría en riesgo el futuro del país". Así, ha advertido de que, independientemente de quién esté al frente, "los fundamentos de la negociación y la aritmética parlamentaria" de cara a la votación del Acuerdo de Retirada de la UE seguirán siendo los mismos.

Los diputados conservadores deberán votar de forma secreta y presencial --aunque también está permitido el voto delegado-- durante el plazo de dos horas, tras lo cual se espera que haya un recuento rápido de los votos y se anuncie el resultado. Para que prospere la moción de confianza contra May debería recibir 158 votos, es decir, una mayoría simple de los 315 parlamentarios con que cuenta el partido.

El artículo continúa después de la infografía

PRIMERA MINISTRA INTERINA Y ELECCIÓN DE NUEVO LÍDER 'TORY'

En el caso de que la moción de censura salga adelante, May dejaría de ser líder del Partido Conservador, pero seguiría siendo primera ministra mientras la formación elige a su nuevo líder, algo que podría demorarse aún unas semanas, y por tanto seguiría al frente de la negociación con la UE para el Brexit.

Esto ya ocurrió en 2016. Tras perder el referéndum que él mismo convocó con la esperanza de zanjar las disputas en su partido en torno a la UE, el primer ministro, David Cameron, presentó su renuncia pero siguió ocupando el cargo de forma interina hasta que May fue elegida como la nueva líder conservadora.

A continuación se abriría el proceso para la elección del nuevo líder de los 'tories', una elección para la que no hay por ahora un candidato claro y son muchos los nombres que suenan en la terna, entre ellos varios de los principales partidarios del Brexit, como el exministro de Exteriores Boris Johnson.

Cualquier diputado 'tory' puede ser candidato pero para ello necesita el respaldo de otros dos compañeros de filas. Si son varios los candidatos, se irán sometiendo a votación y se irá eliminando a los menos votados, hasta que solo queden dos candidatos en liza. En ese momento, se celebrará la votación de la que saldrá el nuevo líder del partido y nuevo primer ministro.

Según los plazos que apuntan los medios, el proceso de elección del sucesor de May se prolongaría entre dos y tres semanas. Entretanto, el reloj para la salida de Reino Unido de la UE seguirá descontando minutos. El Gobierno británico debe someter a votación en el Parlamento antes del 21 de enero el Acuerdo de Retirada que May pactó con Bruselas y que ha generado la actual crisis, debido al rechazo de lo pactado por buena parte de los 'tories'.

MAY SALE VICTORIOSA

Pero también cabe otra posibilidad: May puede ganar la moción de confianza. Aunque no está claro cuántos diputados apoyan la moción de censura contra la 'premier', se sabe que al menos son 48, es decir, el 15 por ciento del total.

Tras conocerse que la votación finalmente tendrá lugar, han sido muchos los diputados y sobre todo los miembros del gabinete los que han expresado su apoyo a la primera ministra. Según el recuento que ha hecho Reuters, al menos 150 de los 315 parlamentarios respaldan que May siga al frente del partido y, por ende como primera ministra.

También han defendido a la 'premier' los principales miembros de su gabinete e incluso algunos de los más firmes partidarios del Brexit, como el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove. El argumento esgrimido por todos ellos es que no es el momento adecuado para elegir un nuevo líder conservador y que May ha negociado en todo momento por el "interés nacional".

Sin embargo, según recuerdan los medios británicos, dado que la votación es secreta cabe la posibilidad de que aunque algunos de los ministros y diputados se hayan pronunciado a favor de May en público llegado el momento voten en su contra.

De salir victoriosa, May tendría además otro as en su manga: los diputados de su partido no podrían forzar otra moción de censura en su contra en el plazo de un año. Con esta garantía bajo el brazo, la primera ministra saldría reforzada en su posición dentro del partido para afrontar la recta final del Brexit.

No obstante, aunque la 'premier' estaría blindada frente a posibles andanadas desde su partido quedaría aún abierta la puerta a una moción de censura por parte de la oposición. En la última semana, varios partidos opositores, con el Partido Nacional Escocés (SNP) al frente, han venido reclamando esta opción, pero la principal fuerza opositora, el Partido Laborista, por el momento no se ha decidido a dar un paso al frente.