España/Cuba.- El PSOE critica la "doble moral" del PP por criticar la cooperación con Cuba

Actualizado 29/09/2007 22:38:34 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, criticó la dureza de las declaraciones del portavoz del Partido Popular en la Comisión de Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, quien acusó hoy al Gobierno de reforzar al régimen cubano con su política de reactivación de la Comisión Mixta de Cooperación hispano-cubana. Valenciano recordó que la cooperación nunca se ha interrumpido y que comunidades autónomas y ayuntamientos del Partido Popular mantienen lazos de cooperación con la isla sin que esto implique un apoyo al régimen.

Valenciano resaltó en declaraciones a Europa Press que el viaje de Pajín "tiene como objetivo la cooperación, impulsar y ordenar una solidaridad con Cuba que en ningún momento se ha interrumpido".

En ese sentido calificó de "hipócrita" la actitud del PP, ya que las duras críticas al reestablecimiento formal de la cooperación entre Madrid y La Habana supone una "doble moral, un doble discurso" y recomendó a De Arístegui "moderar su lenguaje para ser honesto con la acción de su propio partido con respecto a Cuba".

La dirigente socialista recordó la acción de cooperación desarrollada por la secretaría de Cooperación de la Comunidad Valenciana y la de ayuntamientos como los de Toledo o Cáceres, todas ellas instituciones controladas por el PP.

"Esta misma semana viajó a Cuba una delegación importante de la las Cámaras de Comercio españolas", recordó Valenciano. También distintas ONG españolas cooperan con Cuba, destacó. "¿Eso significa que apoyan al régimen o que apoyan al pueblo cubano", dijo.

Valenciano defendió la "solidaridad por encima de criterios partidistas (...), independientemente de los gobiernos" y de sus signos políticos.

Así pues, según Valenciano, al PP sólo le pueden motivar dos razones: presionar para que España suspenda su cooperación con quien no respete los Derechos Humanos, lo cual no tendría mucho sentido, o su auténtica motivación sería la de desgastar al Gobierno.

En cualquier caso, Valenciano apeló a los "lazos históricos y afectivos" de España con Cuba que permitan el estrechamiento de las relaciones "más allá de lo que nos parezca su Gobierno".