España expresa su "total apoyo al pueblo y a las autoridades" de Sudán y pide un Gobierno civil en el país

HRW y Amnistía instan a Sudán a introducir reformas para acabar con décadas de abusos y proteger los DDHH
REUTERS / STRINGER .
Publicado 15/04/2019 14:19:31CET

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha expresado este lunes su "total apoyo al pueblo y a las autoridades de Sudán" ante lo que ha descrito como un "difícil reto" para llevar a cabo una transición política, al tiempo que ha pedido la formación de un Gobierno civil.

"Es de suma importancia para ello la formación de un Ejecutivo civil que sea capaz de dar respuesta adecuada a las demandas de la sociedad, iniciando sin demora las reformas políticas y económicas que el país necesita", ha apuntado el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, tras el golpe de Estado de la semana pasada contra el ya expresidente Omar Hasán al Bashir.

Así, ha argumentado que "el éxito de este proceso político dependerá en gran medida de la capacidad de las nuevas autoridades de consensuar de manera inclusiva un marco constitucional legítimo, con instituciones democráticas basadas en elecciones libres y justas".

"Sobre estas bases, el Gobierno de España manifiesta su deseo de seguir trabajando con las autoridades sudanesas para la definitiva normalización de sus relaciones con la comunidad internacional", ha añadido en su comunicado.

Asimismo, ha reiterado sus condolencias "por la pérdida de vidas humanas durante las protestas", al tiempo que ha pedido "que se termine de liberar a todos los presos políticos, y que todos los responsables de violaciones de los Derechos Humanos sean llevados ante la Justicia".

El ministro de Defensa sudanés, Awad Mohamed Ahmed Ibn Auf, anunció el jueves el arresto de Al Bashir y la creación de un consejo militar de transición que iniciaría contactos con los partidos políticos de cara a un proceso de transición que tendría lugar en dos años y derivaría en elecciones.

Desde la salida de Al Bashir, se han registrado varios cambios en el seno del régimen, con la dimisión del primer jefe de la junta militar --el propio Ibn Auf-- un día después de su toma de posesión, además de relevos en puestos importantes como la dirección del servicio de Inteligencia.

Por su parte, la oposición y los manifestantes han continuado con sus movilizaciones para exigir a la junta que entregue el poder a un gobierno civil que esté al frente de este periodo hasta la celebración de comicios.

Contador

Para leer más