España/Marruecos.- Moratinos contacta con su homólogo marroquí tras anunciar Rabat que llama a consultas a su embajador

Actualizado 02/11/2007 19:26:10 CET

El Gobierno "descarta totalmente" llamar a consultas a su vez a su embajador en Rabat

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, contactó esta tarde con su homologo marroquí, Taieb Fassi-Fihri, después de que el Gobierno marroquí decidiera hoy llamar a consultas "por un periodo indeterminado" a su embajador en Madrid como consecuencia de la visita que harán la próxima semana a Ceuta y Melilla los Reyes, según informaron a Europa Press fuentes de Exteriores.

El Ejecutivo alauí anunció a primera hora de la tarde de hoy su decisión, por instrucción del rey Mohamed VI, de llamar a consultas "por un periodo indeterminado" a su embajador en Madrid, Omar Azziman, por la visita "lamentable" de los Reyes a "las ciudades ocupadas" de Ceuta y Melilla.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, tanto Moratinos como Fassi-Fihri, "esperan que este gesto se pueda superar" y que la llamada a consultas, "un uso diplomático que no es excepcional", "tenga carácter informativo". En todo caso, según las fuentes, el Gobierno español "descarta totalmente" adoptar una medida similar y llamar a consultas al embajador en Rabat.

Desde Exteriores se insiste en la "profundidad estratégica" de las relaciones entre los dos países y se confía en que esto "permita sortear cualquier problema". "España y Marruecos tienen unas relaciones estupendas y privilegiadas y confiamos en que sigan siendo así", señaló un portavoz de Exteriores.

Ayer, el portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, había advertido de que existen "líneas rojas relativas a la integridad territorial de Marruecos que no deben ser traspasadas" y que "nuestros amigos españoles deben comprenderlo". El Gobierno marroquí espera que esta visita "no tenga consecuencias negativas" sobre las relaciones bilaterales, agregó Naciri.

Según indicó entonces el portavoz, el Gobierno marroquí quiere transmitir un "mensaje claro y no codificado": Marruecos "considera que las relaciones entre los dos reinos son fundamentales y trabaja para consolidarlas y promoverlas aún más". Sin embargo, la amistad entre ambos países "no puede hacernos olvidar que existe un desacuerdo de fondo entre nosotros sobre las ciudades de Ceuta y Melilla".

Moratinos fue el encargado de comentar de manera informal y "por cortersía" al Gobierno marroquí la intención de los Reyes de visitar las dos ciudades autónomas, donde Don Juan Carlos no ha ido desde que accedió al trono. El ministro aprovechó su viaje a Marruecos para acompañar a los Príncipes de Asturias en la inauguración del Instituto Cervantes de Marrakech para transmitir a Fihri la noticia.

DE LA VEGA DEFIENDE LA VISITA

Antes de conocerse la decisión de Rabat, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró hoy que el viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla se enmarca en la "normalidad institucional" y en las relaciones "extraordinarias" que mantienen España y Marruecos, a pesar de las críticas por parte del Ejecutivo de Rabat a esta visita.

Según afirmó Fernández de la Vega, las relaciones están "basadas en el afecto sincero y en el respeto mutuo" y remarcó que "en este marco de excelentes relaciones el viaje de los Reyes sólo puede enmarcarse en lo que es la normalidad institucional".

Además, subrayó que la visita de los monarcas se enmarca en la "normalidad de que los ceutíes y melillenses vean satisfecha una demanda largamente esperada por los ciudadanos de las dos ciudades autónomas".

Para De la Vega, España y Marruecos son "dos países aliados y amigos, a pesar de que puedan mantener algunas diferencias", pero remarcó que éstas no son "suficientes para empañar lazos históricos y la estrecha y fructífera cooperación y el constante y fluido diálogo institucional" que vienen manteniendo ambos países.

Por otro lado, fuentes del Ejecutivo subrayaron que el viaje es una decisión interna y soberana y que por ello no se informa a Marruecos, aunque admitieron que la visita se comentó de manera informal durante el viaje de los Príncipes de Asturias a Marrakech, donde inauguraron el Instituto Cervantes y estuvieron acompañados del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos.