España.- Moratinos defiende que productores de energía recuperen soberanía sobre recursos sin rechazar inversión foránea

Actualizado 20/11/2007 20:50:48 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, abogó hoy por que la comunidad internacional adopte una "agenda energética de desarrollo" en la que los países productores recuperen la "soberanía" sobre sus recursos energéticos sin que esto signifique el "rechazo de la inversión extranjera".

El objetivo, explicó, es convertir a la energía en un factor de desarrollo y de concertación, que sirva para combatir la pobreza y la desigualdad en lugar de que sea un elemento de confrontación.

Así se pronunció en la clausura del Club de Madrid, un foro en el que ex jefes de Estado y de Gobierno debaten sobre cómo pueden ayudar al fortalecimiento de la democracia en el mundo y que en esta ocasión discutían, a propuesta del ex presidente del Ejecutivo español Felipe González, sobre la seguridad energética.

Moratinos consideró que a través del "diálogo" y el "respeto mutuo" unos y otros (productores e inversores) pueden obtener un "equilibrio justo" y apostó también porque este modelo de países productores soberanos de sus recursos, en conjugación con la inversión extranjera, se extienda a nivel regional, tomando como inspiración la experiencia europea.

"Se puede hacer en Latinoamérica" y en África, subrayó el ministro, quien indicó que la energía y la reducción de la pobreza "van de la mano".

Moratinos señaló que la energía ya es un "elemento esencial" de la política exterior de cualquier país y consideró que el reto está en convertirla en un factor de "concertación y de integración", en lugar de un motivo de rivalidad.

Para el jefe de la diplomacia española, la superación de este desafío viene motivada por la existencia de más de 2.600 millones de personas, esto es, el 40 por ciento de la población, que no tienen acceso a combustibles que les permitan cocinar o calentarse.

En un sentido similar se manifestó González, quien también intervino en la clausura y quien defendió que los problemas energéticos mundiales no se resolverán con intervenciones militares "convencionales o nuevas", sino con una "política de cooperación y de diálogo".

También se refirió a la necesidad de que América Latina avance hacia la integración regional para abordar, entre otros, la cuestión de la energía, ya que, señaló, mientras a esta región "le sobra energía de todo tipo", algunos de sus países tienen que exportarla de fuera de la región.

González afirmó no compartir la idea de aquellos que sostienen que hay escasez de recursos no renovables, porque a su juicio lo que hay es "escasez de inversión" y en el caso del petróleo "tanto en refino como en producción", de ahí que apostara por "aumentar" las inversiones en la producción.

Al tiempo, precisó, que se debe "estimular fiscalmente" las energías renovables. El ex presidente apostó también por "replantear seriamente" la energía nuclear para que ningún país se sienta dependiente de otro.

El actual presidente del Club de Madrid y ex presidente chileno, Ricardo Lagos, saludó la idea planteada por Moratinos sobre la agenda energética de desarrollo y animó a este organismo a que propusiera instrumentos financieros que ayuden a hacerla viable.