Actualizado 14/01/2016 10:05 CET

Estado Islámico captura una localidad del norte de Irak

TIKRIT (IRAK), 14 Ene. (Reuters/EP) -

Milicianos de Estado Islámico han aprovechado un hueco en la línea de frente del Ejército iraquí este jueves para capturar una localidad en el norte del país, según fuentes locales, demostrando que la organización terrorista sigue teniendo capacidad de acción tras la pérdida de Ramadi.

El ataque al amanecer sobre Tal Kusaiba, a unos 35 kilómetros al este de Tikrit, ha matado al jefe de la comisaría de Policía y a cinco combatientes de las milicias chiíes, según fuentes policiales y tribales en la cercana Alam.

Las fuerzas progubernamentales han estado avanzando hacia el norte a lo largo del río Tigris desde hace casi un año, arrebatando Tikrit a Estado Islámico en abril y expulsándoles luego de Baiyi, 40 kilómetros más al norte, en octubre. Esperan mantener este ritmo y seguir hacia el norte para recuperar Mosul, principal bastión de Estado Islámico.

El control de las fuerzas de seguridad del territorio más allá de los principales centros de población puede ser más difícil de mantener. Un ataque como este tan al sur pone de manifiesto la capacidad del grupo terrorista, especialmente en las zonas rurales, incluso después de que el Gobierno proclamara su victoria el mes pasado en Ramadi, en el oeste.

"Daesh ha aprovechado un punto débil en la zona de (la montaña de) Himrin que no está bajo control de las fuerzas (iraquíes) y ha atacado la localidad de Kusaiba con diez vehículos, incluidos Humvees", ha indicado Laith Hameed, un alto cargo en Alam, usando el acrónimo en árabe de Estado Islámico. Los insurgentes han tomado la comisaría de Policía y otros edificios gubernamentales, ha añadido.

El Ejército iraquí ha comenzado a realizar bombardeos aéreos contra las posiciones de Estado Islámico en la localidad, mientras que las fuerzas de seguridad se están reagrupando en Alam para organizar el contraataque, han indicado las fuentes.

Para leer más