Actualizado 04/07/2007 00:56 CET

Etiopía.- Un grupo rebelde etíope asegura haber matado a 43 soldados, mientras el Gobierno lo niega

ADDIS ABEBA, 3 Jul. (EP/AP) -

El Frente Nacional de Liberación de Ogaden (ONLF, en sus siglas en inglés) aseguró hoy haber tendido una emboscada a un grupo de soldados etíopes y matado a 43 en el este del país, aunque un portavoz del Gobierno negó que se haya producido ningún enfrentamiento.

El grupo rebelde aseguró en un comunicado que sus fuerzas tendieron ayer una emboscada a un convoy formado por 20 vehículos del Gobierno cerca de Shilabo, 650 kilómetros al este de la capital, secuestraron a nueve soldados y se incautaron de armas y munición. Además, según la organización, cinco de sus hombres murieron y otros ocho sufrieron heridas.

Según el comunicado, los enfrentamientos de "las últimas tres semanas" entra las fuerzas del ONLF y las tropas gubernamentales "han resultado en un total de 247 soldados muertos y un número similar heridos". Sin embargo, Bereket Simon, consejero especial del primer ministro etíope, Meles Zenawi, aseguró que esta información es "simplemente una ridiculez".

"No están en posición de mantener un enfrentamiento con nuestro Ejército, esto es lo que sabemos", indicó Simon a AP. "Es sólo una táctica para conseguir la atención de los medio. Sé con seguridad lo que está pasando sobre el terreno", agregó. Asimismo, Bereket aseguró que el Ejército etíope ha capturado a varios combatientes del grupo rebelde en los últimos meses, poniendo en duda el estado actual de sus capacidades. "Si pueden infligir tantas pérdidas, ¿por qué no vienen aquí?", dijo, refiriéndose a la capital. El Frente Nacional de Liberación de Ogaden es un grupo rebelde que lucha por derrocar al Gobierno, al que acusa de abusos a los Derechos Humanos en la región de Ogaden, en el este de Etiopía, con el objetivo de conseguir una autonomía mayor.