La Eurocámara aprueba dotar con 11.500 millones al Fondo Europeo de Defensa y pide un Consejo de Seguridad en la UE

Sede de la Eurocámara en Estrasburgo
REUTERS/VINCENT KESSLER - Archivo
Publicado 12/12/2018 20:24:13CET

Defienden que las decisiones sobre sanciones o misiones civiles en la UE se tomen por mayoría cualificada y no por unanimidad

BRUSELAS, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha aprobado este miércoles --por 337 votos a favor, 178 en contra y 109 abstenciones-- dotar de 11.500 millones de euros el Fondo Europeo de Defensa entre 2021 y 2027 para incentivar a los Gobiernos europeos a investigar, desarrollar y adquirir capacidades de defensa de forma conjunta y, en otra resolución separada, ha respaldado la creación de un Consejo de Seguridad de la UE y decidir por mayoría cualificada en lugar de la unanimidad actual asuntos como sanciones o las operaciones civiles.

En concreto, 7.840 millones se destinarán para cofinanciar con los gobiernos europeos prototipos industriales y la certificación y pruebas pertinentes de equipos y tecnologías y otros 3.620 millones para proyectos de investigación conjuntos.

Eso sí, el Fondo Europeo de Defensa, que ahora será negociado con los Veintiocho, sólo aportará financiación para el desarrollo de prototipos comunes cuando los gobiernos europeos es hayan comprometido previamente a comprar los equipos finales y sólo apoyará proyectos de consorcios en los que participen al menos tres empresas de tres países de la UE diferentes.

Con el objetivo de apoyar a las pequeñas y medidas empresas del sector de defensa y las 'mid-caps', se destinará una mayor tasa de cofinanciación para los proyectos de consorcios que impliquen a las empresas de menor tamaño y en caso necesario habrá convocatorias de proyectos específicas para ellas.

Además, los proyectos que se desarrollen en el marco de la Política Estructurada Permanente en Defensa (PESCO) --a la que se han sumado todos los países salvo Reino Unido y Dinamarca-- para avanzar en la integración en este terreno recibirá la cofinanciación adicional del diez por ciento.

La enmienda presentada por el eurodiputado británico 'tory' Ashley Fox para permitir la participación a países terceros con los que la UE haya firmado un acuerdo de seguridad ha sido rechazada.

Ademas, el cinco por ciento de los fondos se reservarán para tecnologías pioneras y equipos innovadores que permitan a la Unión mantener el liderazgo y ventaja estratégica a largo plazo.

TENDER AL 2% DEL PIB EN GASTO EN DEFENSA

En otra resolución aprobada por mayoría para hacer un balance anual de la Política Común de Seguridad y Defensa, el pleno de la Eurocámara ha instado a los Gobiernos europeos a intentar aproximarse al objetivo de destinar el dos por ciento del PIB a defensa, en línea con el objetivo en la OTAN, y el 20 por ciento del presupuesto nacional en defensa a equipos "identificados como necesarios por la Agencia Europea de Defensa".

También piden "directrices precisas" para activar y aplicar el artículo 42.7 del Tratado de la UE, la cláusula de defensa colectiva europea, que Francia pidió activar tras los atentados en París en 2015 que dejaron más de un centenar de muertos y fue reivindicado por Estado Islámico. La cláusula obliga a los países del bloque a prestarse ayuda y asistencia con los medios a su alcance en caso de agresión armada a uno de ellos.

En el texto, también subrayan la importancia de adaptar las redes de transporte para el traslado de fuerzas y equipos militares, también para la OTAN y respaldan destinar fondos de la Facilidad Conectar Europa para potenciar la movilidad militar y dejan claro que es "vital" que la UE y la OTAN aumenten el intercambio de inteligencia para atribuir de manera "formal" los ciberataques y permitir la imposición de "sanciones" contra sus responsables.

APOYO A UN CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA UE

Finalmente, en una tercera resolución aprobada, en este caso para hacer balance de la Política Exterior y de Seguridad Común europea, el pleno de la Eurocámara ha respaldado la idea de crear "un Consejo de Seguridad de la UE" que han planteado el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, porque podría "facilitar" tomar decisiones en materia de Exteriores de forma "más eficaz" pero también piden, en paralelo, el desarrollo de mecanismos "para garantizar su control democrático".

También han instado a los Gobiernos europeos a cambiar la regla de la unanimidad para tomar decisiones a la mayoría cualificada para decidir sanciones, cuestiones sobre Derechos Humanos y misiones civiles, tal y como ha propuesto la Comisión Europea, porque permitirá actuar de forma "más decidida, rápida y eficaz" y han solicitado debatir su extensión "a otras áreas" de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE.