Evo Morales llega a México: "Mientras tenga la vida seguimos en política"

Actualizado 12/11/2019 21:27:23 CET
El ex presidente boliviano Evo Morales llega a México en calidad de asilado político
El ex presidente boliviano Evo Morales llega a México en calidad de asilado político - REUTERS / LUIS CORTES

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente boliviano Evo Morales ha llegado este martes "sano y salvo" a México en calidad de asilado político, tras dimitir en el marco de la crisis política desatada en el país por el supuesto fraude en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre. "Mientras tenga la vida seguimos en política", ha proclamado.

Morales ha aterrizado en el antiguo hangar presidencial del aeropuerto internacional de Ciudad de México en un avión de la Fuerza Aérea mexicana en compañía de su otrora vicepresidente, Álvaro García Linera. Allí ha sido recibido por el ministro de Exteriores de la nación azteca, Marcelo Ebrard, que le ha saludado efusivamente.

"Estamos muy agradecidos al presidente de México porque me salvó la vida", ha dicho Morales en sus primeras palabras, en alusión a la decisión del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de concederle el asilo político.

Morales ha relatado que, según le contó un militar de su escolta, el sábado, un día antes de que dimitiera, ya les habían ofrecido hasta 50.000 dólares para que lo apresaran y entregaran. "Por eso digo que estamos muy agradecidos. Hermano canciller, gracias por salvarme la vida", le ha recalcado a Ebrard.

Además, ha insistido en la idea de que ha sido víctima de un "golpe de Estado", aclarando que accedió a dimitir, después de que las Fuerzas Armadas y la Policía se lo sugirieran, para evitar "más hechos de sangre, más enfrentamiento" entre bolivianos.

Morales ha considerado que su error fue pensar que había acabado con "la opresión, la discriminación y la humillación". "Si algún delito tengo, es ser indígena. Si algo de pecado tenemos, es que hemos implementado programas sociales para los más humildes (...) Nuestro pecado es que somos antiimperialistas", ha afirmado.

Así las cosas, ha aclarado que su intención es continuar en la vida política, aunque no ha explicado cómo. "Hermanos, quiero decirles que, mientras tenga la vida, seguimos en política. Mientras tenga la vida, seguimos la lucha", ha anunciado.

"No por este golpe voy a cambiar ideológicamente, no por este golpe voy a cambiar de haber trabajado por los sectores más humildes", ha subrayado. Lo ocurrido, ha indicado, "es una lección más para aprender y fortalecer la lucha de los pueblos en Bolivia y, quién sabe, en el mundo".

PERIPLO REGIONAL

Ebrard ha informado en Twitter de que "Evo llegó sano y salvo a México", después de un complicado viaje por la región debido a la negativa de algunos países a permitir que el avión de Morales atravesara su espacio aéreo. "Ha sido como un periplo por diferentes espacios y decisiones políticas", ha ilustrado.

El canciller mexicano ha contado que, en el viaje de ida, el avión hizo una escala técnica en Lima que se prolongó porque aún faltaba la autorización de entrada en Bolivia, algo complicado de obtener, dado el vacío de poder que han dejado las dimisiones de Morales y los llamados a sucederle conforme a la línea sucesoria trazada por la Constitución.

México consiguió el 'placet' de Bolivia, pero cuando el avión estaba ya en su espacio aéreo fue revocado, por lo que tuvo que regresar a Perú. Las autoridades mexicanas buscaron entonces un nuevo permiso que finalmente llegó de boca de la Fuerza Aérea boliviana. "Lo cual también dice quién tiene el poder ahorita", ha apostillado Ebrard.

Ya en Cochabamba, donde esperaba Morales, se vivió el momento "más tenso". Perú notificó a México que, "por valoraciones políticas", el avión no podría atravesar su espacio aéreo en el viaje de vuelta. Hubo que conseguir un "plan B" con los simpatizantes del ex presidente rodeando el aeródromo y militares --supuestamente contrarios al antiguo mandatario-- en el interior.

La salida la ofreció Paraguay, gracias en parte a las gestiones del presidente electo de Argentina, Alberto Fernández. Una vez en Asunción, surgieron nuevos problemas: Bolivia no autorizaba al avión a cruzar sus cielos y Perú y Ecuador, posibles alternativas, tampoco. Al final, el regreso a Ciudad de México se hizo vía Brasil.

CRISIS EN BOLIVIA

Bolivia está sumida en una profunda crisis desde las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Los resultados oficiales dieron la victoria a Morales, pero Carlos Mesa, principal candidato opositor, denunció un "fraude gigantesco" del Gobierno para garantizar un cuarto mandato al líder indígena.

Ambos bandos llamaron a la movilización de sus simpatizantes, lo cual derivó en enfrentamientos, bloqueos y saqueos que se han saldado con al menos tres muertos y cientos de detenidos.

En este contexto, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera una auditoría electoral que finalmente ha confirmado irregularidades. En respuesta, el aún presidente aceptó celebrar nuevas elecciones, pese a lo cual tanto la Policía como las Fuerzas Armadas le "sugirieron" que dimitiera.

Morales renunció al cargo el domingo, después de catorce años en el poder, y el lunes por la noche (hora local) embarcó en un avión rumbo a México. El ya ex presidente y sus aliados denuncian un "golpe de Estado".

Para leer más