Ex asesor de Humala acusado de corrupción teme por su vida si vuelve a Perú

Publicado 14/05/2015 10:20:35CET
Martín Belaunde en la campaña de Ollante Humala en 2006
IVAN ALVARADO / REUTERS

LA PAZ, 14 May. (Reuters/EP) -

El ex asesor presidencial peruano Martín Belaunde ha dicho este miércoles que teme por su vida si lo trasladan desde Bolivia a una prisión de Perú, después de que La Paz avalara la extradición solicitada por Lima bajo cargos de corrupción.

El detenido empresario peruano ahora apuesta todo a un fallo favorable en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para frenar el regreso a su tierra natal. "Yo estoy seguro que mi vida corre peligro en Perú. Si llego a una cárcel en Perú, lo más probable es que me maten", ha señalado Belaunde durante una entrevista con la agencia Reuters en La Paz.

Belaunde llegó en diciembre a Bolivia escapando de Perú. Sin embargo, las autoridades bolivianas rechazaron su pedido de asilo político y esta semana autorizaron se extradición.

El ex asesor presentó una solicitud a la CIDH hace unas dos semanas para que revise su caso, mientras que pasan los 90 días calculados por las autoridades bolivianas para que se concrete su extradición.

"Esperamos que se pronuncie lo antes posible porque es un caso urgente. De no hacerlo, estarían permitiendo que se violen mis derechos aquí", ha afirmado Belaunde, quien se declara inocente de los cargos de peculado (malversación de dinero público) y de asociación ilícita, al tiempo que asegura ser "un chivo expiatorio que ha sido acusado con pruebas falsas".

Belaunde tuvo una activa participación como asesor y publicista en la primera campaña electoral de Humala, en el año 2006, y colaboró de forma esporádica en la campaña para las elecciones del 2011, cuando llegó a la presidencia de Perú.

Aunque asegura que no fue un jefe de campaña de Humala, Belaunde ha detallado que sí fue un "activo participante dentro del pequeño comité de campaña". Sin embargo, insiste en que no tuvo más lazos con Humala después de la última carrera presidencial.

"Yo en Perú no puedo tener justicia", ha denunciado. "La izquierda no me apoya (...), la derecha peruana me quiere destruir (...) y el presidente, la primera dama y todo su partido político, que antes eran mis amigos, me 'chancan' (critican) a mí para decir que este es un caso personal, único y este es un delincuente", ha sentenciado.

Para leer más