Publicado 14/12/2021 11:15

El expresidente mauritano Uld Abdelaziz pide a su sucesor que frene el "complot" de las investigaciones por corrupción

Archivo - El expresidente de Mauritania Mohamed Uld Abdelaziz
Archivo - El expresidente de Mauritania Mohamed Uld Abdelaziz - LINTAO ZHANG - POOL/GETTY IMAGES - Archivo

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Mauritania Mohamed Uld Abdelaziz ha pedido al actual mandatario y su antiguo 'delfín', Mohamed Uld Ghazuani, que deje de ser "testigo pasivo de una injusticia" y un "complot grotesco" ante el proceso por corrupción abierto contra él.

El exmandatario envió el 8 de diciembre una misiva a Uld Ghazuani para denunciar las investigaciones en su contra, tras su encarcelamiento en junio por no respetar las normas de control judicial impuestas por los tribunales.

"Usted no puede ser un testigo pasivo de un complot grotesco (...) su papel se lo prohíbe desde un punto de vista moral y jurídico", afirma Uld Abdelaziz, quien recuerda al presidente que "es una de las pocas personas que tiene conocimiento del origen y trazabilidad de sus bienes".

Por su parte, los abogados del exmandatario han subrayado que la detención provisional de Uld Abdelaziz es abusiva. "Que le juzguen, que le liberen, pero que no le tengan así en prisión", ha dicho el abogado Taleb Jiyar, según ha recogido la emisora Radio France Internationale.

Sin embargo, Brahim Uld Ebety, al frente de los fiscales que participan en el caso, ha argumentado que el proceso de instrucción avanza rápidamente y ha adenatado que "podría ser derrada a principios de 2022".

Las autoridades abrieron en mayo una investigación en torno a una serie de propiedades del expresidente, una pesquisa que afecta igualmente a varias personas de su círculo cercano, y decidieron su puesta bajo arresto domiciliario.

El propio Uld Abdelaziz denunció a finales de abril la existencia de una campaña de "intoxicación" contra él y volvió a rechazar las acusaciones de corrupción por las que está siendo interrogado, en relación con su mandato al frente del país entre 2009 y 2019.

El exmandatario fue imputado en marzo por corrupción junto a otras diez personas, entre ellas dos ex primeros ministros y varios exministros, en el marco de una investigación por delitos presuntamente cometidos durante su periodo como presidente del país africano.

Uld Abdelaziz, quien accedió a la Presidencia mauritana tras ganar las elecciones en 2009 --un año después de encabezar un golpe de Estado y presidir el Alto Consejo de Estado durante un periodo de transición--, abandonó el cargo en 2019, tras la victoria de Uld Ghazuani en las elecciones, a las que concurrió con su apoyo.

Más información