Familiares de los normalistas de Ayotzinapa temen que la liberación del principal acusado provoque más excarcelaciones

Publicado 04/09/2019 1:11:53CET
Un familair de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa durante una manifestación.
Un familair de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa durante una manifestación.REUTERS - Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 4 Sep. (Reuters/EP) -

La puesta en libertad este martes de uno de los principales acusados de la desaparición y posible asesinato de 43 estudiantes de magisterio de Ayotzinapa en 2014 ha suscitado la polémica entre los familiares de las víctimas, que creen que esto podría abrir la puerta a más excarcelaciones.

Gildardo López Astudillo, señalado como uno de los líderes de la organización delictiva 'Guerreros Unidos' y que presuntamente había perpetrado el secuestro de los jóvenes, fue puesto en libertad el sábado después de que un juez concluyese que las acusaciones en su contra fueron obtenidas mediante tortura.

"Esta decisión, desafortunadamente, supone un duro golpe contra los padres y familiares (...) tenemos temor de que más personas puedan salir sin haber proporcionado información sobre el paradero de nuestros hijos", ha expresado Mario González, padre de uno de los desaparecidos en Iguala, en el estado sureño de Guerrero.

Fuentes oficiales también han confirmado a la agencia Reuters la liberación de López Astudillo, detenido en 2015 y acusado inicialmente de secuestro y delincuencia organizada. Además de López, unos 44 acusados del caso Iguala han recuperado su libertad en los últimos años.

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló en un informe el año pasado que encontró "sólidos motivos para creer que una parte de las personas arrestadas en México en la etapa inicial de la investigación sobre este caso fueron torturadas y detenidas de manera arbitraria".

En septiembre de 2014, más de 100 estudiantes de una escuela rural normal de Ayotzinapa --que se encuentra a unos 220 kilómetros al sur de Ciudad de México-- fueron atacados cuando viajaban en autobús. 43 de ellos desaparecieron y sólo se encontraron los presuntos restos de uno.

La desaparición de los estudiantes de la escuela rural de Ayotzinapa sacudió al Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), al evidenciar serios fallos en el sistema de justicia y la connivencia entre bandas del crimen organizado y algunas autoridades.

Contador

Para leer más