Publicado 20/05/2015 18:28CET

La FIFA busca compromiso en la disputa entre israelíes y palestinos

Joseph Blatter
REUTERS

RAMALA, 20 May. (Reuters/EP) -

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha explicado este miércoles tras reunirse con el líder palestino, Mahmud Abbas, que Israel propuso una serie de medidas para suavizar las restricciones a los jugadores palestinos, equipos visitantes y directivos.

En el pasado hubo compromisos similares, pero Blatter confirmó que ahora los directivos israelíes "dijeron que lo harían", algo que podría desactivar la amenaza de un voto de suspensión en el congreso que celebrará la FIFA en Zúrich el 29 de mayo.

"Soy optimista", apuntó Blatter en presencia del presidente de la Asociación Palestina de Fútbol (APF), Yibril Rayub, que puso en marcha una campaña para sancionar a Israel. "Queremos lograr una solución para ahora y para el futuro y no tener que ir a una votación en el congreso. Estoy en una misión de paz", agregó.

La APF acusa desde hace tiempo a Israel de obstaculizar sus actividades y restringir el movimiento de jugadores entre la Franja de Gaza y Cisjordania. Israel, por su parte, alega razones de seguridad para las restricciones, un asunto que la Asociación Israelí de Fútbol asegura que está fuera de su alcance.

Blatter se reunió el martes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un esfuerzo para asegurar concesiones que logren persuadir a la APF de que abandone su propuesta y afirmó que Israel propuso dar a los futbolistas palestinos tarjetas de identidad especiales y nombrar directivos deportivos de enlace en los cruces entre zonas palestinas para facilitar los movimientos.

De este modo, un servicio especial de escolta entre Gaza y Cisjordania permitiría a los jugadores cruzar entre los dos territorios, separados por territorio israelí.

Asimismo, señaló que una comisión de supervisión conformada por un directivo israelí, uno palestino y uno de la FIFA se reunirá cada mes y que Israel accedió a retirar los impuestos a los equipamientos deportivos donados a los palestinos.

No obstante, hubo dos asuntos críticos que no se trataron de forma directa como son la acusación de racismo en el fútbol israelí, ya que el club Beitar Jerusalem se niega a fichar a jugadores árabes, y que cinco equipos israelíes tengan su sede en asentamientos en Cisjordania, considerados ilegales según la ley internacional.

Para leer más