Filipinas.- Cinco heridos por una bomba colocada en un autobús aparcado en el sur de Filipinas

Actualizado 08/06/2007 14:33:45 CET

MANILA, 8 Jun. (EP/AP) -

Cinco personas resultaron heridas hoy por una bomba que fue colocada por presuntos milicianos musulmanes en la parte trasera de un autobús aparcado en una estación del sur de Filipinas, según informó la Policía.

La deflagración ocurrió en la ciudad de Matalam, 920 kilómetros al sureste de Manila, y causó graves heridas al conductor de una camioneta estacionada detrás del autobús y a otras cuatro personas, entre ellas un niño de 10 años, indicó el jefe de la Policía de la provincia de Cotabato, Federico Dulay.

Asimismo, destacó que los milicianos "pretendían herir o matar gente colocando un potente explosivo dentro del autobús", y que la bomba era un artefacto de fabricación casera que fue activado mediante un teléfono móvil. Los fragmentos están siendo examinados por la Policía y expertos del Ejército. Según explicó, el autobús estaba vacío en el momento de la deflagración porque había efectuado una parada para comer.

Dulay añadió que la Policía está en máxima alerta porque informes de inteligencia aseguran que hombres expertos en fabricar bombas y entrenados en campos presuntamente controlados por Zulkifli bin Hir, operativo que actúa junto con el grupo terrorista islamista de Jemá Islamiya, podrían estar siendo enviados para una "misión de prueba" a la zona donde ocurrió el ataque. Las autoridades creen que supuestos terroristas de la red de bases indonesias están entrenando a guerrillas filipinas y planeando atentados.