La Fiscalía italiana investiga a más de 40 personas por el derrumbe del puente en Génova en 2018

Publicado 08/03/2019 16:21:18CET
Fabio Ferrari/LaPresse via ZUMA / DPA

GÉNOVA, 8 Mar. (Reuters/EP) -

La Fiscalía italiana está investigando a más de 40 personas, entre las que se encuentran trabajadores de Atlantia y del ministerio de Transporte, por el colapso del puente en una autopista en Génova en agosto de 2018 que causó 43 víctimas mortales, según han asegurado fuentes judiciales a Reuters.

También están bajo investigación antiguos funcionarios del operador estatal que se encarga del mantenimiento de las carreteras, Anas, han afirmado las mismas fuentes.

Este movimiento de la fiscalía amplía la investigación que comenzó el año pasado tras el derrumbe del puente Morandi en la ciudad italiana de Génova, provocando la caída de múltiples vehículos y la muerte de 43 personas.

El puente era parte de la autopista A10, que une Génova con la frontera francesa y es gestionada por el operador de autopistas de peaje Autostrade, que se integra en la infraestructura del grupo Atlantia.

Los alrededor de 40 nuevos investigados, de las unidades Autostrade y Spea Engineering de Atlantia, se unen al director general de Atlantia, Giovanni Castellucci, y a su presidente, Fabio Cerchiai, además de otros 19 altos cargos del grupo así como del Ministerio de Transporte que están bajo investigación desde el año pasado.

"El Ministerio está esperando con calma el trabajo de la fiscalía, asegurando una completa cooperación para llegar a la verdad", ha asegurado un portavoz del ministerio de Transporte.

La Fiscalía pedirá al juez una nueva audiencia de pruebas sobre el desastre para determinar las causas del derrumbe, según ha afirmado recientemente el jefe de la oficina del fiscal, Franco Cozzi. Está previsto que la audiencia dure varios meses.

Autostrade, que ha sido blanco de las críticas del Gobierno italiano por el desastre, ha reiterado en varias ocasiones que había llevado a cabo todos los controles del puente requeridos por la ley.

Según la legislación italiana, el operador de la autopista es responsable de su mantenimiento y el ministerio cumple un papel de supervisión.

Para leer más