Actualizado 05/07/2015 12:43 CET

La Fiscalía salvadoreña recurre el arresto domiciliario de Flores para que entre en prisión provisional

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de El Salvador ha presentado un recurso de apelación contra el arresto domiciliario del ex presidente Francisco Flores, acusado de apropiarse del dinero que el Gobierno de Taiwán donó para superar los terremotos que azotaron el país centroamericano en 2001, para conseguir que entre en prisión provisional.

El jefe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Fiscalía, Tobías Menjívar, ha explicado que en el recurso piden al juez que reconsidere su decisión de dejar a Flores bajo arresto domiciliario al considerar que no hay razón para ello.

Menjívar ha sostenido que existe riesgo de fuga, dado que el ex jefe de Estado ya ha estado cuatro meses en paradero desconocido, prófugo de la justicia, y no padece ninguna enfermedad que impida su encarcelamiento.

"El día de la (primera) audiencia judicial querellantes y fiscales ya insistimos en que se llevara a una bartolina (celda)", ha dicho el jefe de la UIF, en declaraciones recogidas por el diario salvadoreño 'La Prensa Gráfica'.

Menjívar ha dicho que "el juez debió haber dictado prisión provisional, pero le dio valor al hecho que (Flores) se entregó voluntariamente". Sin embargo, ha argumentado que "no podemos hablar de entrega voluntaria" porque se le había hecho "una búsqueda coercitiva".

El Gobierno, por boca de su presidente, Salvador Sánchez Cerén, y de su ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, también ha cuestionado la decisión del juez de poner a Flores bajo arresto domiciliario.

ENTREGA VOLUNTARIA A LA JUSTICIA

Flores se entregó el viernes a la Justicia, después de pasar cuatro meses desaparecido. "Me he presentado de forma voluntaria por respeto a la ley", dijo a la prensa a las puertas del Juzgado Primero de Instrucción de San Salvador.

Tras una hora y media de reunión, el juez Levis Italmar Orellana puso a Flores bajo arresto domiciliario. Desde entonces, 24 policías custodian la vivienda del ex jefe de Estado en la colonia San Benito, en San Salvador.

Flores ha explicado, en una entrevista concedida a la cadena estadounidense CNN, que no se entregó antes porque cuando se presentaron las acusaciones en su contra "la situación era muy política". "Estábamos en una campaña electoral", ha recordado, indicando que "este es un momento completamente distinto".

Además, ha negado que su comparecencia judicial obedezca a la existencia de un acuerdo con la Fiscalía. "No hay nada que te dé más fuerza que saberte a ciencia cierta inocente y tener las evidencias para probarlo", ha señalado.

El ex dirigente también ha insistido en que no se adueñó del dinero taiwanés. "Yo no he recibido beneficio alguno de esos fondos, no tengo vinculación alguna a ellos y, por ende, soy completamente inocente", ha afirmado.

DINERO TAIWANÉS

El pasado 6 de mayo el Juzgado de Paz Número Uno de San Salvador emitió una orden de captura contra Flores por los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito a la que dio difusión la Policía Internacional (Interpol) con una circular roja.

Flores, que gobernó entre 1999 y 2004, está siendo investigado por el supuesto desvío a sus cuentas bancarias de al menos 15 millones de dólares donados por el Gobierno taiwanés para atender a los damnificados por los dos terremotos de 2001.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el dinero habría sido otorgado por el ex presidente taiwanés Chen Shui Bian, a quien los tribunales del país asiático han juzgado y condenado a 17 años de cárcel por delitos de corrupción.

Unos 10 millones de dólares habrían ido a parar a dos cuentas de la entonces gobernante Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), una en Costa Rica y otra en El Salvador, en medio de la campaña electoral de 2004, según la Fiscalía.