Actualizado 30/09/2021 15:14

Francia advierte a Malí de que quedará "aislado" internacionalmente si contrata mercenarios rusos

Archivo - La ministra de Defensa de Francia, Florence Parly
Archivo - La ministra de Defensa de Francia, Florence Parly - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Francia ha advertido a Malí de que "perderá el apoyo internacional" y quedará "aislado" si alcanza un acuerdo con el Grupo Wagner, propiedad de un empresario cercano al presidente de Rusia, Vladimir Putin, para el envío de mercenarios al país africano.

La ministra de Defensa francesa, Florence Parly, ha resaltado que durante su reciente visita a Malí trasladó "muy claramente y muy directamente" lo que Francia opina "de Wagner y de los mercenarios en general. "Las cosas son claras, no es posible cohabitar con mercenarios", ha agregado.

"Les dije lo que piensa la comunidad internacional y que si Malí alcanza un acuerdo para asociarse con mercenarios, Malí se aislará, perderá el apoyo de la comunidad internacional, que está muy comprometida, y perderá sectores enteros de su soberanía", ha subrayado.

Asimismo, ha tildado de "inaceptables" las críticas del primer ministro maliense, Choguel Maiga, quien afirmó durante su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas que París "abandonaba" a las autoridades malienses en materia de lucha antiterrorista.

El Ministerio de Exteriores francés ya salió al paso de las palabras de Maiga durante la jornada del lunes, cuando recalcó que la "transformación" de la operación 'Barkhane' no supone "una salida de Malí" y sostuvo que no se trata de "una decisión unilateral".

"La reciente neutralización del líder de Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS), Adnan Abú Ualid al Saharaui, es testigo de ello. La muerte el 24 de septiembre de un soldado francés durante una operación contra los grupos terroristas recuerda que nuestro compromiso en este combate se paga a veces con sangre", destacó el Ministerio.

A las críticas ante un posible acuerdo entre Malí y el Grupo Wagner se ha sumado la Coordinadora de Movimientos del Azawad (CMA), que agrupa a movimientos separatistas tuareg presentes en el norte del país africano.

Attaye Ag Mohamed, encargado de Asuntos Jurídicos de la coalición, ha resaltado en declaraciones a la agencia estatal turca de noticias, Anatolia, que "el recurso a milicianos o mercenarios rusos es inaceptable".

"Si el Estado ruso quiere intervenir a través del Ejército regular ruso, no hay problema", ha dicho, antes de agregar que "no se puede estar en un proceso de paz con un Gobierno que contrata a mercenarios".

"Nuestro deseo no es llegar a la violencia. A día de hoy, hay avances, no hay guerra entre la CMA y el Ejército maliense. Es necesario preservar estos avances para la paz", ha subrayado Ag Mohamed.

En este sentido, ha recalcado que "el Gobierno maliense será responsable de todas las acciones del Grupo Wagner contra civiles o contra la CMA" y ha hecho hincapié en que los fondos destinados a pagar a estos mercenarios "podrían ser destinados al Ejército reconstituido, como prevé el acuerdo (de paz), y defender nosotros mismos el país".

El acuerdo alcanzado en 2015 --firmado por la CMA y la Plataforma, que aglutina a milicias progubernametales-- contempla un alto el fuego y propone dotar de más competencias a la parte septentrional de Malí, la creación de una fuerza de seguridad regional y un plan de desarrollo.

El Gobierno de Malí rechazó la semana pasada las críticas vertidas durante los últimos días contra Bamako por sus supuestos planes para el despliegue de mercenarios rusos para hacer frente a la creciente de inseguridad, especialmente en el norte y el centro de su territorio.

El Grupo Wagner ha enviado mercenarios a varios países de África durante los últimos años --entre ellos Libia y República Centroafricana (RCA)--, lo que ha provocado suspicacias por la implicación de Moscú en varios conflictos en el continente.

Más información