Actualizado 13/04/2020 19:48:42 +00:00 CET

Francia anuncia la reapertura gradual de colegios, institutos y escuelas infantiles desde el 11 de mayo

Emmanuel Macron, en el palacio del Elíseo
Emmanuel Macron, en el palacio del Elíseo - CONTACTO - Archivo

En confinamiento ha sido prorrogado hasta el 11 de mayo para evitar contagios ante una epidemia para la que Francia "no estaba preparada"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha anunciado este lunes que las escuelas infantiles, colegios e institutos reanudarán sus actividades de forma gradual a partir del 11 de mayo, fecha hasta la que ha sido prorrogada la orden de confinamiento.

"A partir del 11 de mayo, reabriremos gradualmente escuelas infantiles, colegios e institutos", ha afirmado Macron en un discurso a la nación. "Hay demasiados niños en barrios de bajos ingresos privados de la escuela y no se les puede ayudar de la misma manera. Las desigualdades en vivienda son aún más marcadas", se ha lamentado Macron.

En cambio, para los estudiantes de educación superior, "las clases no se reanudarán físicamente hasta el verano". Mientras que "los lugares públicos, restaurantes, cafeterías, hoteles, cines, teatros y salas de espectáculos permanecerán cerrados en esta etapa".

En su intervención, Macron ha anunciado una prórroga del confinamiento hasta el 11 de mayo tras destacar los "éxitos reales" logrados en las últimas semanas como la duplicación de las camas de cuidados intensivos, la organización de la educación a distancia o la repatriación de miles de franceses.

En cualquier caso, Macron ha reconocido que Francia "obviamente no estaba suficientemente preparada" para la epidemia. "Nos quedamos sin batas, guantes, gel... No pudimos distribuir tantas mascarillas como nos hubiera gustado", ha señalado. "He visto fallos, aún demasiada lentitud, procedimientos innecesarios, debilidades en nuestra logística", ha reconocido.

Precisamente Macron se ha referido a las mascarillas, cuyo uso podría ser obligatorio en ciertos espacios como el transporte público, y ha asegurado que habrá "mascarillas disponibles para toda la población antes del 11 de mayo". Hasta esa fecha, en la que se instaurará "una nueva organización", se incrementarán las pruebas del coronavirus con preferencia a cuidadores, ancianos y demás grupos vulnerables.

"El 11 de mayo podremos tratar a todas las personas con síntomas. No evaluaremos a todos los franceses. No tendría sentido. Para apoyar esta fase se están trabajando varios proyectos, como una aplicación digital para saber si una persona ha estado en contacto con una persona contagiada", ha apuntado.

Macron ha explicado que todas estas medidas serán presentadas ante el Parlamento y las autoridades competentes y en cualquier caso serán uniformes en todo el territorio francés. "Esta epidemia no puede debilitar nuestra democracia ni hacer mella en nuestras libertades", ha subrayado.

A nivel económico, Macron ha recordado que "ciertas actividades están prohibidas porque son incompatibles con las normas sanitarias", y ha anunciado que próximamente se pondrá en marcha un plan específico para los sectores afectados y se ha referido en concreto al sector turístico, al hotelero, al de la restauración y al de la cultura. "Se establecerán ayudas específicas para apoyarlos", ha remachado.

También habrá "ayudas para las familias con menos ingresos que tengan niños" para que puedan satisfacer sus necesidades básicas. "Los estudiantes más vulnerables también recibirán ayuda", ha subrayado.

Igualmente se ha referido a los problemas que causará el virus en los países de África, para los que ha pedido ayuda en forma de cancelación de la deuda externa.

Macron ha concluido su intervención con un llamamiento a la unidad. "Lo que sé en este momento es que nuestra nación está de pie, unida, con un objetivo común. Decían que éramos un pueblo indisciplinado y ahora estamos respetando las reglas más rigurosas jamás impuestas en tiempos de paz. Estamos unidos, somos fraternos", ha apuntado.

REACCIONES POLÍTICAS

En respuesta al anuncio de Macron, el líder del partido opositor La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, ha advertido de que el final del confinamiento es "una política peligrosa".

"Macron anuncia un desconfinamiento casi general en trabajo y escuela para el 11 de mayo. ¿Por qué esta fecha? ¿Por qué todavía no hay planificación de los medios de protección? ¿Qué se va a hacer frente a la segunda ola de la epidemia? Una política peligrosa. Seamos cuidadosos", ha apuntado Mélenchon a través de Twitter.

Desde el histórico Partido Socialista, su primer secretario, Olivier Faure, ha destacado que Macron ha aprendido una lección de "humildad". "El presidente parece haber recibido una lección de humildad. Ha escuchado algunas de nuestras advertencias sobre la emergencia social. El 11 de mayo es ambicioso para compensar los retrasos incomprensibles y la escasez actual. La salud no debe venderse en favor de los problemas económicos", ha indicado.

Entretanto, seis de cada diez franceses apoyan que la prórroga del confinamiento se decida "únicamente en función de criterios sanitarios", según un sondeo de Odoxa publicado este lunes.

Por contra, el 39 por ciento de los encuestados sostienen que "la cuestión del empleo y la de la recuperación económica" del país también deben tenerse en cuenta a la hora de decidir.

Por otra parte, según informa France Info, hasta el momento se han presentado un total de 28 denuncias ante el Tribunal de Justicia de la República contra ministros por la gestión de la pandemia.

Quince de estas denuncias las han presentado ciudadanos particulares, algunos de ellos enfermos, mientras que ocho han sido formuladas por detenidos. En general, denuncian la "puesta en peligro de la vida de otros", "no asistencia a personas en peligro" o "trabas a las medidas de asistencia", según la cadena, que cita fuentes judiciales.

TRABAJAR MÁS TRAS LA PANDEMIA

Asimismo, continúa la polémica desatada este domingo por las declaraciones del presidente de la patronal Medef, Geoffroy Roux de Bézieux, quien en una entrevista a 'Le Figaro' planteó que "habrá que plantearse antes o después la cuestión del tiempo de trabajo, de los días festivos y de las vacaciones pagadas para acompañar la recuperación económica y facilitar, trabajando un poco más, la creación de crecimiento suplementario". "Lo importante es volver a poner la maquinaria económica en marcha", sostuvo.

La secretaria de Estado de Economía, Agnès Pannier-Runacher, también se ha pronunciado de forma parecida en declaraciones a France Info. "Probablemente hará falta trabajar más de lo que lo hemos hecho antes" con el fin de "recuperar" la actividad perdida por la pandemia.

La réplica ha llegado por boca del secretario general del sindicato (CFDT), Laurent Berger, que ha tachado de "indignas" e "indecentes" las palabras del presidente de la patronal. "Actualmente los trabajadores, como todo el mundo, están pagando el coste de esta crisis. No son ellos quienes tienen que pagar las consecuencias", ha sostenido en declaraciones a France 2.

Por el momento no hay reacción del partido Los Republicanos, principal formación del centro-derecha y segundo partido de la Asamblea Nacional después del de Macron, ni tampoco del partido ultraderechista Unión Nacional de Marine Le Pen.

Este lunes el Ministerio de Sanidad francés ha informado de 335 fallecidos por coronavirus en los hospitales, frente a los 561 del domingo, por lo que destaca que la curva de la epidemia ha entrado en una fase de "meseta". En total suman 14.967 fallecidos. En cuanto a los casos comprobados, son ya 98.076 desde el inicio de la epidemia tras los 2.673 positivos de las últimas horas.

486072.1.260.149.20200413204957
Vídeo de la noticia

Para leer más